Guía snob para vacacionar como una celebridad

Si vas a salir de viaje, toma en cuenta estos consejos dignos de una estrella en el paseo de la fama de Hollywood.

Cada vez que llega la temporada de vacaciones repasas la lista de lo que no puede faltar en tu maleta, cuál lugar tengo que conocer del destino al que iré y el mejor bar para conocer a alguien o divertirse como nunca.

La realidad es que más allá de esto, lo que nos encanta es dejar huella. Y qué mejor que hacerlo como las celebridades más hot del momento. Porque, aceptémoslo, todo mundo quisiera ser captado por los paparazzi.

Para esto, además de tener actitud, es importante tomar nota de lo que nos han enseñado estas celebridades. Así que te preparamos esta guía snob para que vacaciones como si vivieras en Hollywood.

1.- Siempre llega al aeropuerto con gafas oscuras y olvídate de los pants cómodos. Viajar con estilo hará que la gente piense que sales en la tele o estás en las revistas más importantes del País, como Vanity Fair.

2.- Si eres mujer, debes, obligadamente, llevar una tote bag (y si es de una marca carísima, mejor). Básico para la playa ya que te da un aire de tenerlo todo. Ya si no tienes alguna, ve a la boutique del hotel y adquiere una.

3.- No aprovechar el spa del carísimo hotel al que vas es delito penado por la justicia de Hollywood. Un masaje relajante, los mejores tratamientos para tu piel y consentir a tu cuerpo es más importante que ir a apreciar la naturaleza de donde te encuentras.

4.- No necesitas hacer actividades deportivas o de entretenimiento con tus acompañantes. Aprovecha un día tranquilo para irte solo a surfear, nadar, caminar por la playa, meditar o hasta de bar en la noche, quien quita y conoces a alguien o haces nuevas amistades.

5.- Si viajas a una ciudad cosmopolita debes ir al museo más importante a ver la nueva exhibición. Obviamente antes debes investigar para que tus acompañantes reciban más la información de ti que del museo y todos la pasen increíble.

6.- Ir de shopping es básico si vas a lugares como Las Vegas, San Antonio, Nueva York, entre otros, pero, por favor, no muestres que estás en el paraíso terrenal (como niño en una gigantesca dulcería), compórtate tranquilamente y voltea a ver la nueva colección (ésa que no tiene descuento) para que vean que a ti el precio no te importa.

7.- Por favor, nunca salgas del cuarto del hotel sin tu perfume o loción favorita. Con el calor del verano es importante siempre estar fresco.

8.- ¿Eres de los que leen en la playa? Sólo hay dos opciones: llevar la nueva edición de Vanity Fair o la novela del momento. Abstente de cargar la continuación de Fifty shades of grey o esas sagas juveniles que se transforman en cintas raras (llámese Crepúsculo o Los juegos del hambre).

9.- Ponerse el bloqueador es todo un arte. No es como si te embarraras crema, hay que hacerlo con estilo, delicadamente, como consintiendo tu cuerpo. Seguramente, si eres mujer, harás que muchos hombres volteen a verte.

10.- ¿Hay buffet en el hotel? Lo correcto es pararse a servir máximo dos veces. Que salga más barato que a la carta no significa que te tengas que servir hasta quedar más allá de satisfecho. Hay que aprender a controlarse. ¡Ah! Y como pagas por ello, pide que te atiendan.

11.- También ir de vacaciones no significa que es momento de dejar la dieta por completo y regresar con 5 kilos de más.

12.- Tomar fotos es básico en vacaciones, y tener una que otra selfie es ideal. Ojo, dijimos una que otra, que tus imágenes no sean sólo selfies posando con lo que te pareció más cool o de cómo te ves bronceado.

13.- Si sales a un bar o de antro, consiéntete pidiendo la bebida del momento (sin importar el costo).

14.- Y por favor, si te pasas de copas, no hagas un escándalo (a menos que quieras salir en algún tabloide).