Vanity Fair México, un año haciendo historia

Cuando la revista llegó, buscó acercarse a los personajes clave de una forma única. A un año de su lanzamiento, se ha impuesto como referente de lo exclusivo.

Etiquetas:

"Sé una primera versión de ti, no una segunda versión de alguien", espetó alguna vez Judy Garland. La primera edición de Vanity Fair México retomó esas palabras en la diminuta pero poderosa frase que mes a mes aparece en la portada de las seis ediciones internacionales de esta cabecera. La sentencia de Garland fue un manifiesto para nuestro título: sin importar si se trata de los círculos íntimos de la realeza, el poder empresarial o la modelo del momento, las historias que encuentras en nuestras páginas tienen un distintivo: “No son más que buen periodismo”, asegura Lourdes Garzón, directora editorial de Vanity Fair México y España.

Con esa intención, hemos entrado en el círculo cercano de la Reina Letizia, obtenido confesiones únicas de Martha Debayle. Fuimos el primer medio en el que Angélica Fuentes hizo declaraciones tras convertirse en protagonista de uno de los escándalos empresariales más publicitados. Deconstruimos el pasado de Donald Trump.

Quienes hablan a Vanity Fair saben que lo hacen ante un medio con la capacidad de poner punto final a especulaciones, como Nicole Kimpel, la novia de Antonio Banderas, al darnos su versión de cómo emprendió su romance con el actor; Estefanía de Mónaco, quien a casi una década de no tratar con la prensa, nos dio acceso a su vida, lejos de la polémica y rodeada de sus elefantes; y Eva Longoria dando detalles sobre su compromiso con Pepe Bastón.

Las firmas de alta gama se han fusionado con la maestría de fotógrafos como Jonathan Becker, Phil Poynter, Art Streiber o Alex Bramall.

Las historias de Vanity Fair trascienden sus páginas. En sus interiores han estallado primicias como la identidad de “Garganta Profunda”, la voz del Watergate o los detalles de la transformación de Bruce Jenner en Caitlyn. México no ha sido excepción. Margarita Zavala dejó claro que va por la presidencia. Sin Felipe Calderón: “Mi esposo no estará en mi war room”. La historia narrada por Sabina Berman resonó en medios nacionales e internacionales. El periodista Ciro Gómez Leyva dedicó una de sus columnas a la revista. “(Si de ponerle fecha a la candidatura de Zavala se trata) elegiría este miércoles 18 de octubre, con la circulación de la edición de noviembre de Vanity Fair”, escribió en El Universal.

Con el mismo rigor, el portal de Vanity Fair (vanityfair.mx) es otro destino para estas historias. Figuras como César Costa o Itatí Cantoral han estelarizado con humor la serie Vanity Guide. En nuestro sitio web también han aterrizado exclusivas como las declaraciones de Waris Ahluwalia, quien optó por la cabecera como el primer medio mexicano al que hablaría de su incidente con una aerolínea nacional que le negó el acceso a uno de sus vuelos por no quitarse su turbante en público. “Es como pedirme que me quite la ropa, es un elemento de identidad de mi religión”, nos dijo.

La manufactura de un título que reúne a personajes como el Nobel de economía Joseph Stiglitz, el ganador del Oscar Alejandro Gónzalez Iñárritu o leyendas como Pierre Cardin exige un radar que nos aleja de la obviedad.

Este instinto nos permite descubrir, a través de nuestros Rankings, a los personajes que cimbran las distintas esferas. Ya sean las mujeres más poderosas o aquellos jóvenes que revolucionan el país, Vanity Fair no escatima en hallarles, aunque ello implique inmiscuirse en laboratorios científicos o en la misma NASA. Somos pioneros en presentar a los talentos en ascenso como nuestros Celebutantes.

De esta misma forma también nos anticipamos a las tendencias que rigen el lifestyle, el mundo sibarita y de los foodies, el diseñador del momento o la prenda it. Entregamos las celebraciones más selectas, como nuestra cena de lanzamiento, nuestra comida VIP con Carolina Herrera o Antonio Banderas, y la preinauguración de la muestra Coming into Fashion. Por igual tenemos acceso exclusivo a eventos privados convocados por personajes como Eugenio López, Marta Luisa de Noruega o Sergio Berger.

Todo ello deja claro que Vanity Fair México es más que una publicación: un universo habitado solo por lo exclusivo. Luego de 12 ediciones, hemos demostrado que ese es nuestro terreno.