El día en que la Reina Isabel y Marilyn Monroe se conocieron

La Casa Real británica recuperó imágenes del encuentro de la Reina y Marilyn. Las dos tenían 30 años.

Norma Jean Baker Mortenson y Elizabeth Alexandra Mary iban a convertirse en dos referentes, dos íconos del siglo XX. Ambas pasarían a la historia. La segunda es muy probable que haya sido consciente de ello desde que tuvo uso de razón, porque para algo la educaron para reinar. Pero la primera nació pobre y tuvo que hacerse a sí misma. Las dos vinieron al mundo en 1926, una en una cuna de oro mientras la otra quedó al cuidado de un matrimonio adoptivo, ya que su madre no la podía mantener. Las dos, en el año 1956, tenian 30 años, estaban en todo su esplendor y eran mundialmente famosas.

Una explotaba su físico y no temía un escotazo (más bien los buscaba), la otra tenía el decoro como máximo en su vida, que debía (y debe) ser, ante todo, ejemplar. Tal vez se admiraban mutuamente. Quizá leían en las revistas de la época qué pasaba con la otra: contemplaban las fotos y pensaban 'qué hermosa y gran mujer'. Y de pronto, un día de ese año, el chispazo universal sucedió: Norma Jean, ahora llamada Marilyn Monroe, y Elizabeth Windsor, ahora Isabel II, se conocieron. Se miraron a los ojos. Se estrecharon la mano. Se sonrieron. Al menos durante ese instante mágico, conectaron. La una en los ojos de la otra. Dos diosas frente a frente. Dos mujeres de rompe y rasga, dos bellezas, dos nombres para la eternidad. 

Ese instante para la historia fue grabado, al igual que todo lo que tuvo que ver con Marilyn Monroe en su visita a Londres aquel año. El encuentro ocurrió durante la Royal Film Performance, un evento cinematográfico con fines benéficos, y también estaban Brigitte Bardot (que entonces tenía 22) y Anita Ekberg. La Reina también las saludó (Brigitte Bardot, quien, por cierto, no se arrodilla ante nadie en la vida, sí se inclinó ante Isabel II).

Un encuentro que se convierte en una joya para los amantes de estas dos emblemáticas mujeres.

[AQUÍ LAS FOTOS DE TAN ICÓNICO ENCUENTRO]