Como las grandes

La directora mexicana Patricia Riggen narra las vicisitudes de llevar a la pantalla grande el accidente de los 33 mineros.

¿Recuerdas a los 33 mineros chilenos que se quedaron atrapados en una mina durante dos meses y sobrevivieron? Apostamos a que sí. La directora mexicana Patricia Riggen quedó tan asombrada con la historia, que la consideró digna de un largometraje y se embarcó en un proyecto de más de tres años que finalmente ya llega a las salas de cine.

Para la autora de La misma luna, película que protagonizan Kate del Castillo y Eugenio Derbez, llevar a la pantalla grande Los 33 no fue cosa sencilla, más si primero tuvo que reescribir el guión y darle un toque más humano.

“La historia está contada desde el punto de vista de los mineros, pero con un énfasis importante en las familias, quienes fueron las responsables de empujar a todos a nunca perder la fe”, contó la directora en exclusiva para Vanity Fair México.

Después convocó a un elenco poco usual: Antonio Banderas (España), Juliette Binoche (Francia), Kate del Castillo (México), Gabriel Byrne (Irlanda), Rodrigo Santoro (Brasil), entre otros, a los que puso a hablar inglés… ¡con acento chileno! Curiosamente, el reparto iba a ser aún más llamativo, ya que la directora quería incluir a Federico Luppi (El espinazo del diablo) y a la mismísima Jennifer Lopez.

“La filmación fue brutalmente dificil para todos nosotros. Pasé más de un mes dentro de una mina, seis días a la semana, 14 horas diarias, con 33 hombres y sin un baño”.

Además de los incovenientes, también están los peligros que conlleva trabajar en una mina: “El primer día de filmación me cayó una piedra en la cabeza. Tuvimos un incendio antes de filmar en el que corrieron riesgo varias vidas, pero aprendimos y se cambió todo el sistema de trabajo”. Suena complicado, pero, en palabras de la mexicana, esto les ayudó a entender más a los 33 hombres y lo que debieron sentir al estar ahí atrapados.

Colombia y Chile fueron los países donde se filmó Los 33, sobre este último Riggen comenta: “Sentí cierta desconfianza hacia mi talento, no sé si por ser mexicana o por ser mujer”. Pero, asegura, quedó satisfecha con el resultado: “Hice una película de gran Hollywood, con un desastre gigantesco, efectos especiales, muchísimos personajes y cientos de extras”.

Actualmente se encuentra filmando la cinta Milagros del cielo, donde trabajará al lado de Jennifer Garner y Queen Latifah, y que se estrenará en Semana Santa del próximo año.