Destellos y llamaradas de Jessica Chastain

¿Será este año en el que la actriz se lleve un Oscar? De momento, se estrena como embajadora de Piaget.

Etiquetas:

De pequeña, nos cuenta, algunos niños inventaban sobrenombres malintencionados para su cabello en los años de colegio y ese hecho ha marcado de alguna forma su trayectoria cinematográfica: “Quiero encarnar a personajes muy distintos de mí misma, por eso mi aspecto cambia tanto de película a película”.

Jessica Chastain (California, 1977) no es una diva inexpresiva: cautivan su buen humor y su alegría. Nos recibe en un lujoso hotel parisino vestida de negro, su jersey de cuello de tortuga y la falda larga y suelta solo destacan aún más el color de su pelo.

Lucho para que las 
mujeres en el cine sean más que un complemento de los hombres.

Empezó en la interpretación a los 27 años, pero le ha costado casi una década que su carrera despegue. De nuevo, su físico, tan particular, hacía que muchos directores de casting no supiesen dónde ubicarla.

Hoy es, según la revista Time, una de las 100 personas más influyentes del mundo. Doblemente nominada a un Oscar y galardonada con un Globo de Oro, se define como mujer feminista. Para ella, ésa es la lucha del momento: “El cine debería ser un espejo del mundo en que vivimos. No puede ser que el 75 por ciento de las películas que se producen en Hollywood sean historias protagonizadas por hombres que explican historias de hombres. Yo lucho para que los papeles de las mujeres sean más que un complemento del protagonista masculino”.

NOTA RELACIONADA: La invasión 'bárbara' de Jessica Chastain

Chastain, a pesar de su aspecto frágil, es una mujer fuerte: “Si no estoy segura de poder hacer algo que no he hecho nunca antes en la vida, me lanzo y lo hago”. Ha sido la madre amorosa de Sean Penn en El árbol de la vida (Terence Malik), la obsesiva agente de la CIA en busca de Bin Laden en La noche más oscura (Kathryn Bigelow) y acabará el año como Lady Lucille en el último filme de Guillermo del Toro, Crimson Peak. Además de sus dotes interpretativas, Chastain es respetada en el entorno de la moda por su estilo sobre la alfombra roja.

Esa faceta fashionista la puso en contacto con su actual pareja, el conde italiano Gian Luca Passi (relaciones públicas de Moncler) y le ha valido contratos con grandes casas como Yves Saint Laurent o, la última, Piaget. De esta firma joyera suiza le fascinan en especial los relojes: “Me encanta el de piedras preciosas que lucía Jackie Kennedy”. Practicante de yoga y vegana confesa, Chastain detesta la impuntualidad, aunque su carrera demuestra que sabe esperar.

Fetiches

En círculos
Una de las piezas es una versión de este anillo de 1990 cuyas bandas giratorias revolucionaron la joyería. “Me ayuda a meditar. Darle vueltas es adictivo”, dice la actriz.

Possesion
La colección de la que Chastain es imagen se caracteriza por el predominio del oro rosa.

‘Jet set’
La atmósfera de las elegantes fiestas que el propio Mr. Piaget organizaba en la Riviera francesa en la década de los setenta se resume en las piezas de la nueva colección de Piaget, Possesion, con joyas de oro de 18 kilates y diamantes.