Scarlett Johansson se refiere indirectamente al decepcionante resultado en taquilla de Ghost In the Shell

La actriz tuvo una honesta charla sobre el fracaso que tuvo con Jon Favreau, en el Festival de Cine Tribeca.

Etiquetas:

En un lapso de unos sesenta segundos, Scarlett Johansson pasó de llamar a Jon Favreau el “príncipe de la cinematografía”, a recordarle que Cowboys y aliens, la película de ciencia ficción que dirigió en 2011, fue un fracaso.

Retrocedamos un poco el reloj

El viernes por la noche, la actriz organizó una entrevista con el director Favreau para el Festival del Cine de Tribeca, en la ciudad de Nueva York. El dúo ha colaborado en múltiples proyectos juntos, incluyendo Chef y El libro de la selva, y su conversación fue cálida y fluida, abarcando toda la carrera de Favreau. Parte de la conversación, naturalmente, giró en torno al proyecto actual de Favreau, una adaptación en live- action de El rey león (y no, no hablaron de los rumores sobre Beyoncé). El director acaba de terminar otra adaptación importante, el deslumbrante Libro de la selva, que ganó casi mil millones de dólares en taquilla. Cuando se trata de adaptar piezas tan queridas, Favreau tiende a ser introspectivo y a destacar las escenas que considera icónicas en la película original.

“Estás tratando con algo incluso más profundo que la película… Lo que trato de hacer es honrar lo que había antes”, comentó. Y comparó esta actividad con ver una obra de Broadway o ir al concierto de un artista. La actuación de Prince en el Super Bowl de 2007, por ejemplo, fue una clase magistral sobre darle a la gente lo que quiere, y mejorarlo aún más. “Se trata de que el público tenga la experiencia que espera tener”, explicó Favreau. “Y si puedes sorprenderlos en el camino, lo disfrutarán aún más”.

“Dios mío, eres el príncipe de la cinematografía”, exclamó Johansson. “Estoy muy emocionada por El rey león”.

Pero basta del éxito de Favreau; Johansson estaba lista para hablar sobre el fracaso. El director, a pesar de contar con una buena cantidad de éxitos millonarios, también ha tenido algunos tropiezos en el camino. Johansson comenzó su siguiente pregunta mencionando Iron Man, el primer superhéroe exitoso de Favreau.

“Tuvo un éxito sin precedentes tanto económico como por parte de la crítica”, comentó Johansson. “A diferencia de Cowboys y aliens”.

El público murmuró nervioso al recordar aquel extrañísimo western. Cowboys es una de las interrogantes en la carrera de Favreau, que confundió de manera importante a los críticos —¿por qué habrá hecho eso?— y que, además, tuvo malos resultados en taquilla. Johansson continuó preguntando por las altas y bajas de su carrera, y cómo lidia con los fracasos de la taquilla, empleando un tono de solidaridad. “Nos ha pasado a todos, ¿no? Acabo de tener esa experiencia”, comentó, refiriéndose de manera indirecta a Ghost in the Shell, el remake del manga que produjo y protagonizó, el cual irritó a los fans del original, quienes sintieron que estaba “blanqueando” la obra. Ghost sólo recaudó $20 millones de dólares el fin de semana de su estreno, a pesar de que contó con un presupuesto de $110 millones, una suma decepcionante para el éxito que se esperaba. Hasta el viernes en la noche, Johansson se había mantenido relativamente callada al respecto.

Favreau comentó que él trata de no pensar conscientemente en ello”, pero admitió que las cosas se pusieron difíciles en la época de Cowboys. Comenzaron a filmar en el verano, y el director desarrolló un método muy particular para manejar el estrés. “Cada vez que empezaba a desanimarme, me iba a nadar con los niños. Y me acuerdo de que al final del verano estaba súper bronceado”, comentó entre risas. “Me iba a la piscina muy seguido”. Y afirmó que él no aprende de los éxitos, sino de los fracasos. No creo que hubiera evolucionado si no hubiera hecho Zathura o Cowboys y Aliens”, continuó.

Curiosamente, fue Zathura, el fracaso de ciencia ficción de Favreau de 2005, el que hizo que la noche tuviera su momento álgido. La última pregunta durante el segmento provino de un niño que quería saber algo específico de la trama: “En Zathura, ¿se suponía que el juego era predictivo o prescriptivo?”, preguntó. Una duda bastante precoz que se ganó un aplauso entusiasta por parte de la audiencia.

“Déjame buscar en Google esas palabras”, bromeó Favreau, antes de contestar la pregunta explicando que en la película —que se trata de dos hermanos que se vuelven más unidos mientras se lanzan al espacio exterior— todos los conflictos están destinados a ofrecer enseñanzas sobre la familia.

“Siempre que están juntos comienzan a pasarles cosas buenas. Y cuando pelean, pasan cosas malas. Afortunadamente no se nota mucho, pero ése es el juego que queríamos mostrar”, explicó Favreau. “Así que… ¿prescriptivo?”

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.