De refrescos y catfights: Porque los feuds no solo se dan entre celebridades

Una carta de consuelo a Kendall Jenner

Etiquetas:

Querida Kendall,

Tal vez eres muy joven para recordar -o saber- que no eres la primera celebridad que ha sido embestida por Pepsi. Aunque sabemos que la marca nunca tuvo intención de perjudicarte, por desgracia así fue.

Por Hollywood Life nos enteramos que ya quedaste traumatizada por lo sucedido. Podemos imaginar que ya te preguntaste llorando (sin que se te corriera la mascara): “¿Por qué a mí? ¿Por qué esto no le pasó a Cindy Crawford o Beyoncé?”. La respuesta la tiene sin duda tu mamá, pero luego la confrontas.

Por el momento es importante que nos enfoquemos en tu mejoría. Como bien has visto, chistes, críticas y memes no han dejado de circular en la red. Es normal que por ahora –incluso por mucho tiempo más- no quieras saber de Pepsi, ni siquiera ver algún espectacular o máquina expendedora.

Seguramente has pensado en huir a un país en el que esté prohibida, pero antes de que tomes medidas extremas, te queremos decir que NO-ESTÁS- SOLA. Échale un ojo al caso de dos cantantes que seguramente conoces y que, por ser consideradas como motores de escándalo, fueron despachadas por este gigante refresquero. Aunque el tuyo sea diferente, el dolor puede que haya sido el mismo.

Hace casi 30 años, la reina del pop –sí, la mismísima Madonna- protagonizó el anuncio ‘Pide un deseo’ que servía como telonero del estreno de su video ‘Like a prayer’. Debido al uso de símbolos religiosos (y el famoso beso con un santo negro), tanto El Vaticano como otros grupos afines se mostraron indignados. La presión de un boicot por su parte fue tan grande en aquel momento que Pepsi no tuvo otra opción que retirar el anuncio… y dar carpetazo al acuerdo comercial.

La última prueba de que esta mujer no es de las que olvida nace precisamente del reciente fiasco. Publicó una vieja foto de 1999 en su cuenta de Instagram acompañada del emoji de medalla de oro. En ella se le ve sonriendo con Coca-Cola en mano.

¿Y cómo olvidar cuando Britney Spears –imagen de Pepsi de 2000 a 2002- fue captada en plena gira tomando una Coca? Parece que no se necesitaban cláusulas, pues se daba por hecho que debía de beber la marca con la que firmó por 8 millones de dólares. Sin embargo, no solo por eso la refresquera decidió terminar su relación de negocios con la princesa del pop. La evolución de su imagen hacia una más femme fatale, su ruptura con Justin Timberlake, aunada al rumor de infidelidad y de su falsa virginidad proclamada, además del fracaso de su incursión en el cine con la película ‘Crossroads’ fueron motivos suficientes.

Como no hay enemigo más temible que una mujer despechada, Brit demostró que la venganza es más dulce en esta industria. De acuerdo a lo publicado por TMZ en 2012, la intérprete de ‘I’m a slave 4 you’ decidió invertir en el principal rival de Pepsi sin importar el antiguo nexo en su historia.

¿Ves cómo no eres la única, Kendall? Eso sí, de ti dependerá cómo proceder; tal vez alguna demanda con tinte de daños a la moral funcione. Tu familia es experta en hacer dinero. Después de todo, por tu empleador te has convertido en víctima y objeto de burla de medio mundo. Recupérate pronto.