Antes de Bella y Gigi, estaba Yolanda

La madre de las 'top models' demuestra en una foto de Instagram que a sus 53 años sigue tan en forma como siempre.

Etiquetas:

La madre de las top models Bella y Gigi tiene ahora 53 años, pero su elevada figura nos recuerda su pasado como supermodelo. Aun así, los inicios no fueron fáciles. Yolanda Hadid nació en un pueblecito de Holanda, en donde hacía las labores propias de una granja: ordeñar vacas, limpiar cuadras… Pero su padre falleció cuando ella solo tenía siete años, así que la joven tuvo que abandonar su vida idílica y empezar a trabajar lavando platos en un restaurante chino para ayudar a su madre y a su hermano.

Solo tres años después, a los 16 años, cautivó a Eileen Ford, la responsable de la conocida agencia de modelos, en cuya casa llegó a vivir en Nueva York. Y pronto dejó su tierra natal para viajar por todo el mundo, hasta que en 1994 se mudó a Los Ángeles con su marido, Mohamed Hadid y entonces abandonó su carrera. De aquella relación surgieron Gigi, Bella y el más pequeño de los tres hermanos, Anwar.

En la actualidad, Hadid ya se ha divorciado dos veces y se prepara para presentar su próximo programa de televisión, Model Moms, en el que ayudará a las jóvenes aspirantes a modelos y a sus madres a alcanzar el éxito (y a sobrevivir a él). La ganadora se llevará un cheque de 5.000 dólares y, lo que es más importante, un contrato con su propia compañía y la posibilidad de ser representada por la agencia IMG Models.

Yolanda es perfecta para llevar a cabo este papel porque sabe mejor que nadie cómo era trabajar como supermodelo entonces, cuando era aun más complicado. “Cuando yo era modelo, no teníamos voz. Solo éramos una cara bonita. Ahora eso ha cambiado completamente. Tienes una plataforma. Y es tu responsabilidad vivir una vida responsable y convertirte en un modelo de conducta; y si no puedes hacerlo, no deberías formar parte del negocio”, comentó a la revista Elle.

La madre de Bella y Gigi es consciente de la importancia de cultivar el aspecto interior, y se lo ha transmitido a sus hijas. “Yo siempre les he dicho, escuchad, hay cientos de chicas que son mucho más guapas que vosotras, pero vosotras tenéis una personalidad extraordinaria y tenéis que diferenciaros por ser un modelo de conducta a seguir, por resultar confiables y ser amables con todo el mundo… con la gente de iluminación, con los de maquillaje, con el limpiador que está en la parte de atrás del estudio. Esa es la gente con la que tenéis que crear lazos porque así marcaréis la diferencia”.

Y aunque ha asegurado que jamás dejaría que sus hijas se dedicasen al modelaje antes de cumplir 18 años, ella misma prefiere supervisar sus pasos. “Yolanda va a los castings y enseña a las chicas a caminar y a mostrarse ante las cámaras. Considera que eso las ayudará a evitar los obstáculos en los que caen algunas modelos, como las drogas o el iniciar relaciones con personas no demasiado recomendables”, ha reconocido una amiga cercana al New York Post.

 

 

❤️Some Dutch childhood shenanigans......... #Joy #HealingSpirit #Konstance

Una publicación compartida de YOLANDA (@yolanda.hadid) el

 

Pero Yolanda, que lucha desde hace años con la enfermedad de Lyme -una dolencia que comparte con sus hijos Bella y Anwar- es consciente de la importancia de cuidarse (también a nivel psicológico). “Ahora mismo no tomo ni gluten, ni lácteos, ni cereales; nada que lleve azúcar, ni cafeína, ni alcohol, ni té verde. Es aburrido, pero me alimentaría de corteza de árboles durante un año si eso me salvase la vida”, declaró a la revista People.

 

 

❤️Blooming where Life has planted me...... #Home #Floral #MyEssence #EastCoastBeauty

Una publicación compartida de YOLANDA (@yolanda.hadid) el

 

Y su última foto publicada en Instagram demuestra que la exmaniquí está dispuesta a conseguirlo. “El agua está bastante fría pero esta es una buena forma de combatir la inflamación y sentir la conexión con la Madre Tierra”.

 

 

Una publicación compartida de YOLANDA (@yolanda.hadid) el