Cuando ‘el Trump del pasado’ afectó su campaña del presente

Un video donde el magnate habla de forma misógina creó una ola de malos comentarios hacia él.

Etiquetas:

“Esto es horrible. No podemos permitir que este hombre sea presidente”, publicó Hillary Clinton en su cuenta de Twitter, el enlace que acompañaba esta frase iba a una nota del reportero de The Washington Post, David Fahrenthold, donde se da a conocer un video de 2005, donde Donald Trump habla con el presentador Billy Bush acerca de las mujeres.


Ahí todo puede parecer muy normal, hasta que se escuchan salir de boca del candidato presidencial frases como “cuando eres una estrella, te dejan hacerles de todo. Puedes hacer lo que quieras… Agarrarlas por el pussy (vagina, coño). Puedes hacer lo que quieras”, “traté de cogérmela, lo intenté. Estaba casada” o “le entré seriamente y fracasé”, todo esto sin sospechar que estaban siendo grabados porque tenían el micrófono encendido, y a unos meses de que Trump se había casado con Melania Knauss, su tercera esposa.


Los comentarios machistas dichos con soltura al lado de su colega de la televisión dejaron ver al verdadero hombre detrás de esa imagen de candidato, que ha hecho su nombre un sinónimo de “escándalo”, pero tal vez esta charla pueda ser la que le cueste la presidencia de los Estados Unidos.

Además de los miles de comentarios críticos hacia el lenguaje machista de Trump que se han expresado en las redes sociales, ya se suman los de algunas celebridades como el actor Robert de Niro, quien grabó un video donde dice que le encantaría golpearlo en la cara e incluye frases como: “Es alguien abiertamente estúpido, un perro y un cerdo. Es un estafador, un mentiroso, no sabe de lo que está hablando”. Agrega que lo que más le importa es hacia dónde va este país: “Estoy muy, muy preocupado de que vaya en la dirección equivocada con alguien como Donald Trump”.
 

Opiniones públicas aparte, con este video, el candidato ya desató un descontento dentro del Partido Republicano. Paul Ryan, vocero de la Cámara de Representantes y líder de la mayoría republicana, dijo que le daba asco lo que estaba escuchando y anunció que quedaba cancelada su aparición en un acto de campaña este sábado junto a Trump en Wisconsin.


A él se sumaron Reince Priebus, presidente del Comité Nacional del partido, quien aseguró que “ninguna mujer debe ser descrita en esos términos ni se debería habar de ella de esa manera. Nunca”; Mitt Romney, candidato republicano a la presidencia en 2012, que dijo "esas degradaciones tan viles insultan a nuestras mujeres e hijas y corrompen la imagen de América en el mundo”, y también John McCain, Jeb Bush y Mark Kirk, quienes retiraron su apoyo a Trump (este último incluso ha solicitado que el Partido Republicano considere sustituir al magnate con otro candidato).

Ante lo desvelado por este video, Donald Trump emitió un video vía Twitter, donde reconoce que cometió un error: “lo que dije en ese video que tiene más de una década es una de las cosas de las que me arrepiento haber dicho, pero esas palabras ya no me representan. Lo acepto y me disculpo. Yo he ido por el país diciendo que quiero cambiarlo, pero esos viajes también me han cambiado a mí”. Agrega que será un mejor hombre y que no volverá a decepcionar a sus seguidores.

No dejó escapar la oportunidad de decir que “Bill Clinton abusó de mujeres y que Hillary Clinton ha atacado, avergonzado e intimidado a sus víctimas”.

En un breve comunicado anterior al video, explicó que esa conversación grabada se trataba de una “broma de vestuario, una charla privada que tuvo lugar hace muchos años”, pero ¿quién le cree ya a Donald Trump?