Sophie Turner será la imagen de Louis Vuitton el próximo otoño

Nicolas Ghesquière no ha podido resistirse a los encantos de la actriz, que se encuentra en su mejor momento profesional y sentimental.

Aunque lleva ocho años disfrutando del éxito de la serie Juego de Tronos, la inglesa Sophie Turner (o Sansa, en la ficción) ha empezado el 2017 de manera irrepetible y la curva de la felicidad no solo se mantiene inquebrantable, sino que además asciende día a día.

Porque aunque hasta el pasado febrero, a Turner le pedían identificación para entrar en los antros -en el mundo anglosajón, la mayoría de edad se establece a los 21 años-, la actriz ya cuenta con un currículum envidiable.

A comienzos de enero, su relación con Joe Jonas -exmiembro de los Jonas Brothers- se hizo oficial gracias a una fotografía que un fan de la pareja filtró vía Twitter. En ella, los dos se hacen arrumacos, como cualquier adolescente, en una sala de cine.

Desde entonces, los medios se refieren a ellos como #Jophie, un juego de palabras privilegiado que comparten con otras #powercouples como Angelina Jolie y Brad Pitt. Su éxito laboral es incuestionable: Juego de Tronos ha conseguido, con el debut de la séptima temporada, convertirse en la serie más vista en un canal por cable. Pero los millennials saben que nunca deben conformarse; lo han visto entre sus iguales. 

Y Turner ha aprendido la lección. Jonas y ella no son solo un cantante y una actriz; forman parte, además, de aquellos que marcan las normas de estilo y que deciden cuáles serán las tendencias que después nosotros adaptaremos.

Los diseñadores lo saben y establecen vínculos fuertes con las jóvenes promesas: algunos logran hacerlo mejor que otros. Es el caso de Coco Chanel y Dolce & Gabbana, que han contado con Lily-Rose Depp o Sofia Richie como embajadoras. Pero Nicolas Ghesquière, director creativo de Louis Vuitton, no ha querido ser menos.

La firma francesa ha dado con la fórmula secreta para encandilar de una vez por todas a las nuevas generaciones de celebrities: su colaboración estelar con la marca -originalmente del territorio skater- Supreme es una prueba de ello.

Desde que se ha puesto a la venta, no ha habido un famoso que no se haya unido a la moda: hemos visto a Chiara Ferragni y a su pareja Fedez, al cantante Justin Bieber y también a Madonna.

Pero Turner no es una advenediza; lleva meses demostrando fidelidad a la maison: no falta a un desfile y siempre que puede luce sus últimas creaciones. Y el idilio nunca decae: en la mayoría de las instantáneas que han conseguido los paparazzi de la actriz junto a su pareja, Joe Jonas, Turner lleva siempre un cinturón con las iniciales LV, acrónimo de la firma. Ahora, la joven de 21 años formará parte de la campaña de otoño de Louis Vuitton; así lo ha anunciado orgullosa en su cuenta de Instagram. Y el beneficio, no lo dudamos, será mutuo.

 

Una publicación compartida de Sophie Turner (@sophiet) el