¿Cómo logró Sean Penn entrevistar al capo más buscado del mundo?

El actor detalla cómo fue el encuentro que él y Kate del Castillo tuvieron con el Chapo Guzmán el pasado octubre.

Si cualquier tema relacionado con Joaquín 'El Chapo' Guzmán no fuera ya lo suficientemente surrealista, la revista Rolling Stone dio a conocer un artículo titulado 'El Chapo Speaks' en el que se revela la primera entrevista con el narcotraficante más poderoso del mundo. Lo más sorprendente no es sólo que el encargado de realizarla fuera nada más y nada menos que Sean Penn... con ayuda de Kate del Castillo, sino además el hecho de que el par de actores se reuniera con el hombre más buscado por las autoridades mexicanas y por la 'Drug Enforcement Administration' (DEA) justo cuando éste se encontraba fugitivo.

En un artículo escrito por el dos veces ganador del Oscar, se revela que Kate del Castillo fue pieza clave en la negociación del encuentro. Y aunque parezca difícil de creer, todo comenzó con la polémica carta que la actriz publicó en su cuenta de Twitter en 2012 mencionando que creía más en el Chapo Guzmán que en los gobiernos. El mensaje llegó hasta el mismísimo capo, quien ordenó a su abogado contactar a Kate para enviarle flores en agradecimiento. Dos años más tarde, según relata Sean, cuando el Chapo fue capturado y puesto en prisión comenzó a recibir un sinfín de ofertas de Hollywood para contar su historia en el cine, pero, emprendedor y visionario como es, decidió que él mismo haría su película y que la única persona a la que podría confiarle tal hazaña sería a la propia Kate. Así comenzó una discretísima comunicación entre la actriz y el capo, quienes a través de cartas y mensajes de Black Berry iniciaron la planeación de la producción.

Gracias a un conocido en común, Sean Penn supo del proyecto de la mexicana y se reunió con ella para proponerle entrevistar al Chapo Guzmán y publicarlo en la revista Rolling Stone. Kate logró que el Chapo aceptara recibirlos y se pactó la visita para octubre de 2015, justo cuando se encontraba oculto en algún lugar del llamado 'Triángulo Dorado' (Chihuahua, Sinaloa y Durango), tras fugarse de la prisión de máxima seguridad El Altiplano en julio de 2015.

En su artículo, relatado con todos los elementos narrativos para crear un éxito taquillero Hollywoodense, el exesposo de Madonna describe la odisea que fue transportarse hasta la mitad de la nada para conocer al Chapo, quien los recibió a él y a Kate del Castillo con una cena en donde no faltó tequila, 'tacos, enchiladas, pollo, arroz, frijoles, salsa fresca y... carne asada'.

Durante el surreal encuentro de siete horas con el narcotraficante más buscado del mundo, Sean Penn pactó una entrevista que, por peticiones de El Chapo, se llevaría a cabo ocho días después del primer encuentro. Sin embargo, dicha entrevista no pudo concretarse físicamente debido a la intensa movilización del capo –quien se encontraba en la mira de las Fuerza Armadas de México–, pero aceptó responder a sus preguntas en video.

Aunque Rolling Stone no ha publicado los 17 minutos que dura el video de la entrevista, Sean Penn describe en su artículo algunas de las preguntas y respuestas que le envió al capo, quien enfundado en una colorida camisa azul, sin bigote y con una actitud relajada habló sobre su niñez, su percepción sobre los políticos, y sobre su negocio: 'Abastezco más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que nadie más en el mundo. Tengo una flota de submarinos, aviones, camiones y barcos’.

Aunque debido a las difíciles circunstancias, Sean Penn menciona que no logró llevar a cabo la entrevista con la profunidada que hubiese querido, hay que reconocer que logró algo inédito: encontrar y reunirse con el narcotraficante más buscado del mundo antes que las autoridades y que, por primera vez, éste admitiera que es el amo y señor de un imperio que perdurará después de su más reciente captura... o incluso de su muerte.