¿Qué te has hecho en el rostro, Kim Kardashian?

Se llama "countouring" y le ayudará a bajar de peso, hacerse una rinoplastia e inyectarse botox sin salir del tocador.

Etiquetas:

,

Cancele su cita con el cirujano y olvídese de esa loca idea de quitarse las bolsas de Bichat, lo único que usted necesita es aprender a hacer contouring. Así como lo lee, un secreto que durante años le perteneció únicamente a las celebridades, modelos, maquillistas y travestis se ha vuelto del conocimiento popular y le permitirá modificar la apariencia de su rostro logrando una nariz más afilada, labios carnosos y pómulos pronunciados. Lo único que necesitará es maquillaje y varias horas de práctica.

El contouring, que en español se podría traducir como "perfilado", es una técnica de maquillaje correctivo en la cual se utilizan tonos oscuros y claros para resaltar atributos del rostro y esconder rasgos que no favorecen tanto. En YouTube existen cientos de videos con tutoriales y famosas como Kim Kardashian –también conocida como la “Reina suprema del countouring”– comparten en sus redes sociales algunos secretos para lograr el mejor resultado.

El lunes, la esposa de Kanye West publicó una fotografía en su cuenta de Instagram: “Kontour! Aún no termino mi maquillaje, pero quería compartir una foto de algunos trucos de contouring”, escribió junto a una imagen en al que se aprecia cómo oscurece el contorno de su nariz para perfilarla y el de sus pómulos para adelgazar el rostro. ¿O creía que ese cutis de terciopelo y esos labios de látex eran de nacimiento?

Otra famosa que no ha temido exponer su maquillaje a medio terminar es Aislinn Derbez, quien en la misma red social compartió las fotografías del antes y después del trabajo de su maquillista, Alfonso Waithsman. El patrón es el mismo: claros y oscuros, líneas que atraviesan el rostro de manera estratégica y, al final, un excelente difuminado para que el acabado luzca natural.

En la lista de famosas que presumen su contouring también figura Eva Longoria, que recientemente posó con un antifaz de brillo, similar al que le pintan a las niñas pequeñas en los parques de diversión y fiestas infantiles. “Reunida con el #TeamEva @kenpaves y @MakeupByElan ¿Cabello demasiado grande? ¿Demasiado brillo?”, escribió junto a la imagen, y nuestras respuestas son: sí y sí.

Aunque no sabemos si el contouring se convertirá en la nueva tendencia en Instagram, al estilo del no makeup selfie, lo que es un hecho es que cada vez más gente se anima a intentarlo y compartir los resultados, hay que decirlo, algunas veces desastrozos.