El príncipe George tuvo un papel inesperado en la obra navideña de la escuela

El príncipe Guillermo cuenta en un acto cómo fue la actuación de la Natividad en la que participó su hijo.

Estar en un puesto elevado en la sucesión del trono británico te abre muchas puertas en el mundo de la interpretación. Los príncipes Guillermo y Harry pudieron rodar una escena de Star Wars ataviados en uniformes de Stormtroopers hace unos meses. Y el pasado noviembre, la Casa Real británica anunció que el príncipe George saldría en su serie infantil favorita, Fireman Sam.

Por eso ahora quizá a alguno le sorprenda saber que, contra toda expectativa, el pequeño George tuvo un papel ciertamente humilde en la obra de la Natividad de su colegio.

"Fui a la obra de la Natividad de mi hijo. Fue divertido", dijo Guillermo de Cambridge en un evento de la cadena pública BBC este miércoles al que asistió junto a la duquesa de Cambridge, Kate Middleton. "Él interpretaba a una oveja". Quizá alguien debería decirle al futuro monarca que piense en la metáfora: ¿un posible Rey de Inglaterra encarnando a una oveja? No es el retrato más convincente del liderazgo. Pero son cosas de niños, no cabe duda, y seguro que, tal y como aseguró Guillermo, la actuación fue lo suficientemente divertida como para olvidarse de posibles mensajes ocultos.

George empezó a ir a la escuela en Londres el pasado septiembre, cuando el príncipe Guillermo le acompañó hasta la puerta bajo los atentos objetivos de los fotógrafos, que aprovecharon para cazar el mayor número posible de instantáneas. El primogénito tiene además previsto dar la bienvenida a un hermano (o hermana) el próximo mes de abril. Visto lo bien que parece llevar no ser el protagonista de las obras de su colegio, seguro que no tendrá problemas en tener menos focos pendientes.