Ashley Judd tiene un mensaje esperanzador para Harvey Weinstein

La actriz concede una nueva entrevista después de ser indispensable en destapar el escándalo del productor

Cuando el pasado 5 de octubre The New York Times publicó su primer artículo sobre el escándalo de Harvey Weinstein, Ashley Judd fue uno de los nombres más importantes en dar el primer paso al frente para acusar de acoso sexual al ahora denostado productor. De hecho, su valentía y estatus en Hollywood alentaron a muchas de las más de 60 mujeres que han denunciado hasta ahora a Weinstein en público.

Y este jueves, tres semanas después de la publicación de un reportaje que desencadenaría un verdadero terremoto en la industria del entretenimiento en Estados Unidos, Judd ha vuelto a tomar la palabra. Y lo ha hecho entre lágrimas, emocionada por todas aquellas voces que han salido hasta ahora para señalar a los hombres que han abusado de su posición de poder para aprovecharse de cientos de mujeres, como bien prueban los casos ahora expuestos de Bill O'Reilly, Roy Price o James Toback.

"No pensaba que iba a emocionarme tanto, pero han sido dos, tres semanas absolutamente y tremendamente conmovedoras", ha dicho Judd en una entrevista para Good Morning America en la cadena ABC.

Judd también ha atajado algunos de los detalles más comentados de su historia con Weinstein en el hotel Peninsula Beverly Hills de California. Entre ellos, la frase con la que consiguió escapar de las zarpas del productor al sugerirle que aceptaría sus proposiciones sexuales si le conseguía un Oscar. La actriz dice no estar orgullosa de la sentencia, pero sí de para lo que sirvió: escapar. "Todas lo hacemos lo mejor que podemos y nuestra mejor [versión] es lo suficientemente buena", ha dicho Judd. "Y realmente no pasa nada por haber respondido tal y como hayamos respondido".

Tras la publicación del artículo de The New York Times, Weinstein pidió perdón, pero no sin que su abogada rechazara cualquier acusación que tuviera que ver con relaciones sexuales no consensuadas. Judd cree que hay esperanza para todo el mundo, pero que si algunas de las denuncias más graves son ciertas, entonces Weinstein debería ir a la cárcel. "Lo que le diría a Harvey es que te quiero y que entiendo que estás enfermo. Existe ayuda para un tipo como tú".

La actriz también ha contado que cuando estaba valorando hacer pública su historia con Weinstein en el artículo de The New York Times, Judd le pidió consejo a sus padres. Su madre lo tuvo claro: "Ve a por él".