Conciertos, cocteles y un postre gigante: así se celebran 10 años de reinado

El 12 de julio de 2005 el Príncipe Alberto II de Mónaco subió al trono. Este fin de semana, el principado entero lo celebra a lo grande.

Si no tienes plan para este fin de semana, será mejor que te teletransportes hasta Mónaco a la brevedad, porque el país está celebrando por todo lo alto los 10 años de reinado del Príncipe Alberto II.

El viernes, el monarca asistió a la tradicional gala de la fundación Fight Aids, en Monte Carlo, y aunque su esposa, la Princesa Charlene no pudo estar presente, contó con la compañía de cuatro hermosísimas mujeres: sus hermanas, las princesas Estefanía y Carolina, y sus sobrinas, Paulina Ducruet y Camille Gottlieb. A la velada también se unieron Andrea Casiraghi y su esposa, Tatiana Santo Domingo, además del joven Louis Ducruet. De esa forma, el Príncipe Alberto marcó el inicio de las celebraciones por su décimo aniversario al trono, un evento que se extenderá a lo largo del fin de semana y en donde habrán conciertos, cocteles y comida para todos los residentes y visitantes del principado.

¿Cómo lucía Alberto II de Mónaco hace 10, 30 y 50 años?

Este sábado, el príncipe y su esposa ofrecieron una recepción abierta para ocho mil personas a las afueras del palacio, en donde, además de estar acompañados por su familia (incluída Carlota Casiraghi), el pueblo pudo celebrar con ellos y disfrutar un fougasse (un pastelillo de almendras, avellana y semillas de anís) gigante. De acuerdo con el reposterio Roger Mullot, quien trabajó durante 11 días en la elaboración del postre, el fougasse tenía 10 metros de diámetro y pesaba más de 350 kilos.

Las celebraciones continuaron este domingo en Mónaco con un concierto a cargo del británico Robbie Williams.