A detalle, el emotivo bautizo de la Princesa Charlotte de Cambridge

La bebé de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo recibió el sagrado sacramento acompañada por su familia.

La familia real de Inglaterra se encuentra de fiesta y con ella el país entero, pues este domingo la hija de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo, la Princesa Charlotte, de dos meses de edad, fue bautizada en la Iglesia de St. Mary Magdalene (cerca de Anmer Hall, la residencia familiar situada en Norfolk), mismo recinto en el que su fallecida abuela, Diana de Gales, recibió dicho sacramento.

Al igual que en el bautizo del Príncipe George de Cambridge, el evento fue privado, únicamente para la familia y amigos cercanos, pero los Duques de Cambridge quisieron compartir la alegría con sus seguidores y permitieron el acceso a las afueras de la iglesia, en donde decenas de personas se aglomeraron para poder ver a la pequeñita, quien, en la ceremonia oficiada por el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, recibió oficialmente el nombre de Charlotte Elizabeth Diana.

Para conmemorar el especial evento, la Casa Real puso en circulación una moneda de cinco libras, en versión de plata y oro, diseñada por el artista John Bergdahl.

El incómodo papel de la princesa de Cambridge

Al evento no faltaron los familiares de la princesa, entre ellos su bisabuela, la Reina Isabel II; sus abuelos maternos, Carole y Michael Middleton; su abuelo paterno, el Príncipe Carlos, la Duquesa de Cornualles, y sus tíos, James y Pippa Midletton. El gran ausente fue el Príncipe Harry, quien no pudo asistir al evento debido a su agenda de trabajo en África.

Uno de los secretos mejor guardados hasta el gran día fue el de los padrinos de bautizo. Los orgullosos elegidos fueron Tom van Straubenzee y James Meade, amigos cercanos del Príncipe Guillermo, y Sophie Carter, amiga de Kate Middleton. Los Duques también eligieron a dos miembros de su familia: Laura Fellowes, hija de Cynthia Jane Fellowes, hermana de la fallecida Princesa Diana, y, por el lado de los Middleton, al primo de Kate, Adam Middleton.

El fotógrafo encargado de inmortalizar el momento fue Mario Testino, quien cuenta con una larga trayectoria de trabajo junto a la realeza británica. Fue él mismo quien fotografío al pequeño George el día de su bautizo, a Kate Middleton y el Príncipe Guillermo con motivo de su compromiso, y a la Princesa Diana para las páginas de Vanity Fair.

20 looks de Lady Di que no dudarías en ponerte hoy en día

Alrededor del mundo, las millones de seguidoras de Kate Middleton ansiaban ver qué outfit elegiría para el gran día y, por supuesto, no defraudó. La esposa del príncipe Guillermo apareció radiante en un elegante atuendo de dos piezas en color crema, sombrero de Jane Taylor y joyería Mappin & Webb. Por su parte, la protagonista, Charlotte, lució un ropón de encaje y satén, réplica del que llevó la Princesa Victoria, hija de la Reina Victoria, bautizada en 1841.

Tras la ceremonia, los Duques ofrecieron una fiesta de té en su residencia de Sandringham, en donde los invitados pudieron disfrutar de una rebanada del pastel de bautizo, el cual fue tomado de uno de los niveles del pastel de bodas original de Kate Middleton y el Príncipe Guillermo.