Nicole Kidman se asegura de que nadie pueda usar a sus hijos en su contra

La actriz fue duramente criticada en septiembre cuando dejó de mencionar a sus hijos mayores en los Emmy.

Durante uno de sus dos discursos de aceptación en los Emmy del pasado septiembre, Nicole Kidman agradeció el premio a la Mejor Actriz por Big Little Lies a las dos hijas que comparte con su actual marido Keith Urban, Sunday Rose y Faith Margaret. De los hijos que adoptó con Tom Cruise, Connor e Isabella Cruise, ni una palabra. La ausencia de sus nombres en el que sin duda fue uno de los momentos más climáticos de la noche fue pasto de la especulación en los días posteriores. ¿Había olvidado Kidman mencionar a sus hijos con Cruise a conciencia?

Pero en un nuevo discurso en el que la actriz recogió el premio a la Mujer del Año entregado por la revista Glamour USA en la noche del lunes, Kidman quiso dejar cualquier tipo de rumor a un lado: "Soy una hermana, una madre, una hija. Soy una esposa, una mujer con carrera profesional ... Soy madre de cuatro hijos cariñosos, hija de un padre y una madre formidables y mujer de un verdaderamente buen hombre. Es quien soy, la razón por la que estoy hoy aquí. Y soy consciente de que no todo el mundo ha tenido la suerte que yo he tenido".

La mención a Connor e Isabel quizá haga olvidar los rumores que pusieron a la Cienciología como aspecto determinante de por qué Kidman pudo no haberles agradecido el Emmy. Los rumores sugerían que Kidman había perdido el contacto con Connor e Isabella porque ellos tendrían prohibido hablar con ella a causa de las estrictas normas de la Iglesia de la que son parte. Pero contrariando esas suposiciones, Kidman ya intentó desmarcarse de las especulaciones apenas unos días después de los Emmy en una entrevista con ABC News. La periodista Deborah Roberts estaba intentando plantear una pregunta sobre sus dos hijas pequeñas cuando la actriz intervino para puntualizar: "Bueno, tengo dos hijos adultos que ya están creciditos. Uno está casado. Y luego tengo a mis pequeñas".

Es cierto que, en los últimos años, Kidman no ha sido fotografiada junto a Connor e Isabella en público, pero la actriz sí se ha acordado de ellos en otras intervenciones. Sin ir más lejos, durante su campaña para el estreno de la película Lion por la que fue nominada al Oscar, Kidman dijo a Vanity Fair USA ser la madre de hijos adoptados y que la película, en la que el personaje de Dev Patel trata de encontrar a sus padres biológicos en la India, era "una carta de amor" a sus hijos.

Por su parte, Connor concedió una entevista a Woman's Day Australia en 2014 diciendo que quiere a su madre y que su relación con ella es buena. Así que pese a que Isabella y él hayan vivido separados de Kidman durante su adolescencia, los rumores en cuanto a una distancia insalvable con su madre parecen infundados. En cuanto al olvido durante el discurso de los Emmy, quizá se sacaron conclusiones demasiado rápido y la que lo acabó pagando caro es Kidman con una ración bien cargada de mommy shaming. Lo que parece tener claro la actriz ahora es que ese desliz no volverá a poner en duda el amor que le debe a sus hijos. A los cuatro.