¿Por qué Hillary Clinton dijo ‘no, gracias’ a la invitación de Peña Nieto?

Mediante una entrevista en un programa de televisión, la candidata demócrata dijo que no visitaría México antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Ella dijo que no, que no gracias. La candidata demócrata Hillary Clinton no lo hizo mediante un tuit repentino (y de noche) ni envió una misiva al gobierno mexicano, ella le hizo saber a Enrique Peña Nieto que no aceptaría su invitación en una entrevista a un programa de televisión que se difundirá este martes.

Entrevistada por la cadena ABC, Clinton fue cuestionada sobre si aceptaría o no la invitación del presidente mexicano, a lo que ella dijo “no”. Esta oferta le fue enviada hace dos semanas al igual que a Donald Trump, su contrincante en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, solo que el magnate dijo que sí y se plantó el 31 de agosto —un día antes del informe presidencial— en la Ciudad de México; ella no solo demoró un poco más en decidirse, sino que su respuesta fue que no lo haría antes de las elecciones.

Las razones de esta decisión son varias, pero aquí enlistamos las más atinadas según el discurso de la candidata.

Porque desea centrarse en su campaña en EUA, no venir a México
Esa fue la principal razón y así lo explicó de forma muy política en la entrevista: “Voy a enfocarme en lo que estamos haciendo para crear trabajos aquí en casa, lo que estamos haciendo para asegurar que los americanos tengan las mejores oportunidades posibles en el futuro”.

Porque no quiere seguir los pasos de Trump y su "incidente diplomático"
Entre las declaraciones que dio en la entrevista, Clinton explicó que los consejeros de su oponente “están luchando por presentar un nuevo y diferente Donald Trump pero lo cierto es que no hay un nuevo ni diferente Donald Trump”, no uno que se haya arrepentido de lo que dijo en contra de los mexicanos, y agregó: “Cuando alguien te muestra cómo es, créele”.

Según dijo a la cadena ABC, al venir a México, Trump creó “un incidente diplomático” con aquello de la charla acerca del muro fronterizo. “Salió (de la reunión) diciendo una cosa y el presidente mexicano le contradijo casi inmediatamente […] Ni siquiera sabía cómo comunicarse efectivamente con un jefe de Estado”.

Porque no cree ir abajo en las encuestas
Este martes 8 de septiembre, CNN publicó los resultados de una encuesta donde Clinton perdería la elección por un 43% frente al 45% que ganaría Donald Trump. Esto avisa que a dos meses del final, la contienda electoral en Estados Unidos está cerrada, pero la candidata se muestra segura de su triunfo (además de que esta encuesta tiene tres puntos porcentuales de margen de error, justo esa diferencia importante entre ganar o perder, según sus marcas alcanzadas).

Porque Peña Nieto está desprestigiado
En México, según una encuesta realizada por el diario El Universal, el presidente tiene 63% de desaprobación, un índice que cada vez sube al tiempo que su aprobación baja (de 32 a 29% en el último trimestre). Con estos números en contra del mandatario mexicano y con los millones de críticas hacia él y su encuentro con Donald Trump, ¿por qué querría ella pasar por estos lares?

Porque tiene ganado el voto latino
De acuerdo con una encuesta hecha por Univisión Noticias, la exsecretaria de Estado tiene el 67% de la intención de voto entre los hispanos registrados como electores a nivel nacional, Trump el 19%. De ahí que lograr ese voto sea no una pesadilla sino una tranquilidad para Clinton, no necesita pisar México para tratar de ganar simpatizantes, como lo hizo su contrincante.

Ya tiene una estrategia en marcha
Además de ellos, su estrategia para ganar votos de hispanos con nacionalidad estadounidense va por otras vertientes. El pasado 21 de julio abrió una cuenta de Twitter en español (@Hillary_esp) y esta es solo una red que se desprende de un sitio web creado especialmente para los latinos, donde ella explica sus propuestas en nuestro idioma y es más fácil aproximarse a ese importante grupo de votantes.

En las elecciones de 2012 votaron 11.3 millones de latinos y se espera que para la cita electoral de noviembre, acudan al menos dos millones más.

Porque "pero qué necesidad"
Bien lo dijo Juan Gabriel y otros miles que le cantaron ayer afuera del Palacio de Bellas Artes en su homenaje póstumo... “pero qué necesidad, para qué tanto problema”. Hillary Clinton ya conoció a Peña Nieto, durante su etapa como secretaria de Estado de EUA (2009 y 2013), ella tuvo contacto con él y está al tanto de la situación actual; con claridad dijo que no visitará México antes de las elecciones presidenciales. Al tener el voto latino (y el mexicano) de su lado, con una sana y distante relación con el gobierno mexicano y con lo que ha construido hasta ahora, no tiene necesidad de visitar México, ni para darle de viva voz la despedida a las cenizas de Juanga.