Mark Salling (Glee) se confiesa culpable de poseer pornografía infantil

El actor de la conocida serie de televisión se enfrenta a una condena de varios años de prisión

En una noticia que por seguro decepcionará a muchos fans, Mark Salling se ha declarado culpable por posesión de pornografía infantil.

La policía de Los Ángeles detuvo al actor de la serie Glee en diciembre de 2015. Salling tenía almacenados en diferentes ordenadores y discos duros más de 50.000 vídeos de pornografía infantil, según documentos de investigadores federales obtenidos por el portal The Blast. Parte del contenido mostraba abusos contra menores de hasta 3 años de edad.

Salling ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía y se enfrenta a una condena de entre cuatro y siete años de prisión. Además, el también cantante tendrá que registrarse como delincuente sexual, entrar en un programa de tratamiento y pagar 50.000 dólares a cada víctima. Tampoco podrá tener contacto con ningún menor, verbal o electrónico; o acercarse a menos de 30 metros de colegios, parques, piscinas públicas, centros juveniles o similares.

La carrera de Salling nunca tuvo mayor prominencia lejos de Glee, donde interpretaba al popular malote Noah "Puck" Puckerman. Aquel papel se despidió de la pequeña pantalla, tal y como el resto de sus compañeros, en marzo de 2015. Según los documentos judiciales, Salling empezó a descargar pornografía infantil justo un mes después, en abril de 2015, y hasta su detención, en diciembre de ese mismo año, cuando la policía entró a golpe de ariete en su casa.