O.J. Simpson, cuyo caso dio lugar a las Kardashian, saldrá de prisión

Un comité ha otorgado la libertad condicional al conocido exjugador de futbol americano.

American Crime Story: The People v. O.J. Simpson fue uno de los fenómenos televisivos de la temporada pasada y una de sus escenas tuvo especial relevancia en las redes. En ella aparecían cuatro niños, Kim, Khloe, Kourtney y Rob, que veían a su padre en televisión mientras coreaban el apellido Kardashian.

Los mismos recuerdos que despertaron en el clan Kardashian aquellas escenas de la serie, y que Kim y Khloe admitieron haber visto (y criticaron acordemente), volverán ahora después de que una junta de seis comisionados otorgara por mayoría, esta misma tarde, la libertad condicional a O.J. Simpson. El exjugador de futbol americano, protagonista de uno de los casos de asesinato más famosos de la historia de Estados Unidos —y por el cual fue absuelto de cargos criminales—, era uno de los mejores amigos del ya fallecido Robert Kardashian, padre de los cuatro hermanos Kardashian. El apellido cobró relevancia, sobre todo, después de que Robert tuviera que leer una supuesta carta de suicidio escrita por Simpson antes de salir a la fuga en una de las persecuciones de coches más míticas de la televisión.

Pero es por un motivo diferente que Simpson lleva tanto tiempo en la cárcel. El también actor ingresó en prisión en 2007 a raíz de un caso de secuestro y robo a mano armada en Las Vegas por el que fue sentenciado a una pena de prisión de entre nueve y 33 años, con opción a libertad condicional después de los primeros nueve años.

"Básicamente he vivido una vida sin conflictos", dijo Simpson por vídeo conferencia al panel de comisionados, según recoge US Weekly. "Pido disculpas a la gente [del estado de] Nevada. Tomo completa responsabilidad ... Si hubiera tenido mejor juicio, nada de esto hubiera ocurrido. [...] No tengo intención de cometer un crimen. [...] He cumplido mi tiempo [en prisión]".

Según un portavoz de la junta de comisionados de Nevada, Simpson podría salir de prisión, como pronto, el próximo mes de octubre. Mucho va a dar que hablar su vuelta a la vida civil hasta entonces. Por ahora, los medios de comunicación estadounidenses están inmersos en una guerra por conseguir la primera entrevista de Simpson, que con 70 años es una de las figuras más importantes de la cultura popular contemporánea del país. Claro que después de nueve años entre rejas hay un clan llamado Kardashian que casi le ha superado. ¿O ya lo ha hecho?