Conoce a la mujer a quien Obama le propuso matrimonio antes que a Michelle

Ciertos detalles de la vida pasada del presidente muestran ser irresistibles.

La historia de vida de Barack Obama, a estas alturas, es como una industria artesanal. Hay dos biografías, ambas best-sellers, que lo ayudaron a empujar su carrera para ser presidente en el 2008. Provocó algunas películas sobre su etapa en Columbia y su primera cita con quien sería la primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama. Y además la pareja obtuvo un contrato por 65 millones de dólares para publicar un libro en Penguin Random House sobre su vida después de la Casa Blanca.

Habría que añadir a la lista, la biografía escrita por el historiador David Garrow del ascenso de Obama, la cual ha llamado la atención de los medios por su extensión (más de mil 400 páginas) y por la revelación de que Obama propuso matrimonio a una exnovia antes de salir con Michelle.

Sheila Miyoshi Jager, ahora una profesora en el colegio de Oberlin fue, según The Washington Post, una mención muy breve en la biografía de Obama publicada en 1995, Dreams from My Father (Los sueños de mi padre). Pero, según lo explica Garrow, en realidad su relación fue muy importante. Según Jager dice a Garrow, en el otoño de 1986, Obama le pidió matrimonio. Ella dijo que “todavía no” porque su madre pensaba que Obama, dos años menor que Jager, era demasiado joven. Sin embargo, ella expresó que un año después las ambiciones del mismo Obama cambiaron.

Dijo Jager a Garrow: “Recuerdo claramente el momento en que sucedió esta transformación, y también recuerdo que específicamente, en 1987, después de un año de relación, ya tenía contemplado convertirse en presidente”.

El libro incluye más detalles sobre la vida personal del expresidente, incluyendo que todavía tenía contacto esporádico con Jager cuando empezó a salir con Michelle durante el periodo académico de 1990-1991. Sin embargo, cuando la ambición política y la vida familiar de Obama empezaron a tomar forma, su comunicación se deterioró y pasaron a escribirse cartas de vez en cuando. Hoy en día, Jager está casada con el historiador Jiyul Kim.

Sumergirse en la vida del presidente anterior de Estados Unidos y su legado parece un tema bienvenido para los escritores y los biógrafos (y los lectores) mientras que el presidente Trump hace lo posible para eliminar por completo el legado legislativo de su predecesor. La familia de Obama y sus aventuras después de la Casa Blanca (como los viajes en yate con Oprah y Tom Hanks) todavía son el foco de fascinación para ciertos segmentos de la población quienes se sienten más cómodos mirando atrás que manteniendo la vista en el presente. Sin duda alguna, las casas editoriales seguirán cosechando esos frutos.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.