La nueva relación de Taylor Swift pasa al siguiente nivel

De nuevo es tiempo de fotos granuladas.

Etiquetas:

La primavera es la temporada del amor para Taylor Swift, es la temporada en que hombres jóvenes llueven del Reino Unido y granizan en su paso sobre Nashville. Es la temporada del rumor swiftiano, un tiempo para anuncios de nuevas relaciones. O bueno, anuncios de no-relaciones; tal como manda el camino swiftiano.

Tomemos de ejemplo lo que sea que tenga con el actor británico Joe Alwyn. Supuestamente, “durante meses”, han salido en citas y, durante todo ese tiempo, ella ha viajado en jet hacia Londres y ha evadido a los paparazzis y a los fanáticos usando una variedad de disfraces. Pero hemos llegado a junio y es tiempo de parar la oreja porque por fin escuchamos algo. El domingo fue fotografiada, en Nashville, acompañada por él en un íntimo restaurante de balcones abiertos. La evidencia visual, además de que una fuente anónima que nos ha confirmado la relación, quiere decir que esto va en serio.

“Esto no es una novedad romántica o una relación secreta”, dijo un “infiltrado” anónimo a E! News. “Las únicas personas que piensan que esto es un secreto están en los medios, porque nosotros, los amigos cercanos y los familiares de Taylor y Joe, hemos estado al tanto de su relación durante varios meses y sabemos que se conocen de tiempo atrás”.

Sí, sí, para que veas que no tienes una idea de lo mucho que no sabes. Pero esta fotografía de Nashville parece muy familiar para cualquiera que ha seguido los altibajos de una relación de Swift. Hace casi un año, un grupo de fotografías tomadas con un lente de largo alcance —aquella vez desde la costa rocosa de Rhode Island—, confirmaron que Swift y Tom Hiddleston apenas comenzaban (al menos esta vez nos advirtieron). Antes de eso, en marzo de 2015, ella y Calvin Harris fueron fotografiados juntos en un Whole Foods de Nashville antes de que los rumores fueran coronados con las fotos granuladas de la pareja besándose en el concierto de Kenny Chesney.

Más recientemente, sus relaciones han sido discutidas como una negociación para obtener la atención de los medios. El rompimiento de Hiddleswift ocurrió porque, según lo reportó otra fuente de E!, “Taylor sentía que él deseaba hacer muy pública la relación y ella no estaba contenta con eso y pensó que era demasiada publicidad”. Hoy, como entonces, ella fracasó en su intento por mantener las cosas en secreto. Además, se hubiera salido con la suya si no fuera por esos fotógrafos tan entrometidos. Pero el 4 de julio es inminente. Su nochecita anual está preparándose para ser instagrameada. El momento para mostrarse realmente, pero realmente, en público podría estar a la vuelta de la esquina.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.