El polémico mensaje que compartió Sophie Grégoire por el Día Internacional de la Mujer

Con él confirmó que ella sí necesita de una figura masculina para “ser alguien”.

Etiquetas:

Parece que es tanto el amor que siente por su marido, que en un día en el que las féminas son las protagonistas, Sophie Grégoire no pudo evitar dejarlo fuera. Aunque el primer ministro de Canadá se ha declarado como feminista, promoviendo la igualdad de género (el más claro ejemplo es su gabinete que cuenta con la mitad de ambos), su inclusión –y la de otros hombres como él- se debió a que Grégoire los considera la fuente, el motor de las mujeres.

Su post en Facebook reza así: “¿Estás lista para encender el cambio? Esta semana, por el Día Internacional de la Mujer, vamos a celebrar a los niños y hombres en nuestras vidas que nos alientan a ser quienes de verdad somos, aquellos que tratan a niñas y mujeres con respeto. Tómate una foto en la que te veas de la mano con tu aliado masculino y compártela en redes sociales usando la etiqueta #MañanaDeLaMano. Juntos podemos crear un movimiento que inspire a más hombres a que se unan a la lucha para construir un mejor futuro con derechos y oportunidades iguales para todos… porque #LaIgualdadImporta”.

Puede que a la cónyuge del que es actualmente el político más carismático –y deseado- le haya parecido buena idea dar un mensaje diferente al acostumbrado. Sin embargo, ¿cómo es posible que haya ignorado los orígenes de esta efeméride? Fueron las mismas mujeres quienes, cansadas de vivir como ciudadanos de segunda, protestaron y pelearon por conseguir los mismos derechos que sus contrapartes.

Señora Trudeau, ese “pequeño” detalle no puede pasar inadvertido, y aunque seguramente hubo algunos hombres que apoyaron a sus esposas durante su revolución, fueron ellas las que se armaron de valor para salir a las calles y hacerse escuchar. ¿Festejar a los hombres porque nos tratan con respeto? Se lee como si estuviéramos agradeciendo un favor; el de no ser víctimas de abuso o violencia intrafamiliar: ¡Gracias por no golpearnos!

Por supuesto que la población XY juega un papel fundamental en esta contienda y que conforme pasa el tiempo parte de ella se involucra más, pero no hay que olvidar quiénes son la esencia y los verdaderos motores del movimiento. ¿Tomarse de la mano con un aliado? ¿Por qué no entonces con aquella mujer cercana que ha demostrado apoyo incondicional o que ha librado varias adversidades y salido victoriosa? Porque con un hombre o sola, lo consiguió.

La realidad es que el discurso e iniciativa de Sophie Grégoire tuvo además un tercer punto flojo que su asesora personal, si estuvo enterada, no detectó. Las mujeres son quienes son por ellas mismas; por sus sueños, metas, ideales, principios y deseos de autorrealización. Compartirlo y disfrutarlo con sus parejas es un asunto muy aparte. Sin embargo, para no demeritar por completo la buena intención de Sophie, cabe resaltar que hubo varias mujeres que compartieron su forma de pensar y se tomaron la solicitada foto. Todas dignas para un mural de San Valentín. ¡Feliz día del amor y la amistad!