Fórmula para triunfar como oradora en 7 pasos, según Melania Trump

… Salvo que descubran que tu discurso es un plagio a uno de Michelle Obama y la base de tu éxito sean fórmulas probadas.

Ataviada con su vestido blanco impoluto, con un peinado perfecto a la par de su maquillaje, Melania Trump subió al podio de la Convención Nacional Republicana en Cleveland, fue la personalidad del día en un evento donde desfilarán esos allegados al candidato Donald Trump para hablar bien de él y arrancar la campaña rumbo a las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Con un estilo entre participante de Miss Universo y personaje político, la esposa del magnate se dispuso a dar su discurso que resultó sorpresivamente amable y positivo, algo muy alejado de los que suele dar su esposo. Los aplausos por sus palabras no llegaron solo de los invitados a esa fiesta republicana y de extrema derecha, sino incluso de algunos votantes indecisos o de los escépticos de las capacidades oratorias de la exmodelo eslovaca.

No obstante, al revisar con detenimiento las palabras dichas por Melania Knauss, algo familiar saltó a esos avezados periodistas estadounidenses: algunas partes de esta discurso ya habían sido dichas por Michelle Obama años atrás, en 2008, exactamente en la Convención Demócrata celebrada en Denver.

Y así, salió a la luz que Melania Trump (o más bien sus asesores) son fanáticos de la primera dama de Estados Unidos, que se “inspiraron en ella” y desearon hacerle un lindo cover enfundado en un vestido blanco de diseñador "low cost". Y así triunfó.

1. Habla de respeto y compromiso

Michelle Obama dijo en 2008: “Barack y yo fuimos criados con muchos de los mismos valores: trabajar duro para lo que quieres en la vida, que tu palabra te ata y haces lo que dices que vas a hacer, que tratas a las personas con respeto”.
Melania hizo cover al decir que sus padres le habían enseñado los valores de “trabajar duro para lo que quieres en la vida, que tu palabra te ata y que haces lo que dices y mantienes tu promesa, que tratas a las personas con respeto”.

2. No olvides a los niños
Michelle Obama en 2008 habló de las generaciones futuras: “Queremos que nuestros hijos y todos los hijos en esta nación sepan que el único límite para la altura de tus logros sea el alcance de tus sueños y tu voluntad para trabajar para ellos”.
Melania se inspiró y dijo: “Porque queremos que en esta nación nuestros hijos sepan que el único límite para tus logros sea la fuerza de tus sueños y tu voluntad para trabajar para ellos” (como ella o sus asesores en esta ocasión).

3. Honrarás a tu madre y a tu padre
Michelle Obama habló de su madre en aquel discurso de 2008: “Su integridad, su compasión y su inteligencia se reflejan en mis hijas”.
Melania, también quiso hablar de su madre (y su padre): “Su integridad, compasión e inteligencia se refleja en mí hasta el día de hoy en mí y en mi amor por la familia y América” (simple obra de la casualidad).

4. Viste con elegancia
Además de las frases casi idénticas a las de Michelle Obama, Melania Trump ha causado un fenómeno al estilo Kate Middleton o la reina Letizia de España. El vestido blanco que llevo es de Roksanda “Margot”, tiene un costo de 2,190 dólares y fue alabado por miles en las redes sociales.

5. Defiende lo que es tuyo
Tal alboroto causó el look de la exmodelo que E! News le preguntó por su estilista. Ella respondió que ella no tiene alguno y que el vestido fue comprado por ella misma. Eso sí nos queda claro, que ella se ha instruido plenamente comprando en las boutiques más exclusivas de Campos Eliseos en París, como lo ha documentado ampliamente en su Instagram y Facebook.

6. Da frases polémicas

La mujer que podría ser la próxima primera dama ya vio con cuál personaje histórico le gustaría ser comparada. Recientemente dijo al New York Post que ella quería ser recordada como “la siguiente Jackie O”.

7. Sé congruente
Bueno, tal vez eso no lo fue mucho, porque Donald Trump no se ha cansado de decir que quiere fuera de Estados Unidos a los inmigrantes, su discurso xenófobo tal vez debería voltear a su propia esposa, quien llegó a Estados Unidos en esa condición. Y también es mujer, una figura a la que el magnate no se ha cansado de menospreciar, pero que ahora utiliza como un arma fuerte y que tal vez le resulte.