Melania Trump tuvo que limpiar la 'basura' del candidato

Mientras que la esposa del republicano tuvo que dar entrevistas incómodas, el presentador Billy Busch, quien 'bromeó' con Donald Trump, fue despedido.

“Quien con niños se acuesta, cagado amanece”, dice un refrán que se aplica a la perfección si se habla de juntarse con niños o, mejor dicho, con adolescentes, o más bien con hombres que hablan como adolescentes, o más específicamente quien está cerca de personas como el candidato Donald Trump, cuya esposa, Melania Trump, tuvo que salir en su defensa y excusarlo por sus comentarios sexistas que, según ella, fueron solo una charla de escolares (“locker room talk”) propia de “two teenage boys”, donde uno de ellos ya tiene 70 años y podría ser el presidente de los Estados Unidos.


Entrevistada por Anderson Cooper, de la cadena CNN, Melania Trump tuvo que responder a las preguntas sobre lo que pasó con su marido en ese 2005, cuando bromeaba con el presentador Billy Bush al respecto de “juguetear” con las mujeres que les apeteciera: “En realidad, debe comportarse mejor”, dijo antes de que Cooper la interrumpiera para señalar que Donald Trump tenía ya 59 años cuando hizo esos comentarios. Y ella bromeó: “Por eso a veces digo que tengo dos niño en casa. Tengo mi hijo y mi marido”.


Melania Trump habla poco con la prensa, también da pocos discursos, y sus apariciones al lado de su marido son contadas (aquella vez del discurso plagiado y dos más en los debates presidenciales), pero cuando lo hace suele causar polémica porque no es un papel en el que se le vea cómoda. Su carisma no es precisamente el de Michelle Obama, digamos, ni tampoco posee su habilidad para darle la vuelta a las preguntas de los periodistas.

“Le dije a mi marido que el lenguaje no era apropiado. No es aceptable. Me sorprendió porque ese no es el hombre que yo conozco”, aseguró la exmodelo eslovena, una respuesta tan estudiada que era casi una cita exacta de las palabras del comunicado que firmó un día después de que The Washington Post publicara ese video que ha puesto en jaque su campaña electoral.


Añadió que si su esposo dijo eso sobre las mujeres es porque fue alentado por Billy Bush, quien fuera de cámaras y con micrófono encendido lo “incitó” a esa conversación inapropiada.


Tanro en la de CNN como en otra entrevista hecha por la cadena FOX —y que será televisada por hoy la noche—, se adelantaron algunos fragmentos donde Melania Trump concluye que las palabras que su marido usó son “inaceptables y ofensivas”. Agregó, “esto no representa al hombre que yo conozco. Espero que la gente acepte sus disculpas”.

El que salió con la basura… y no regresó
Mientras tanto, la cadena NBC comunicó que el presentador que reía con los comentarios machistas del magnate en la grabación de 2005 ya fue despedido este lunes: “Billy Bush abandonará el Today show a las 9 de la mañana de hoy”. El también primo del expresidente George W. Bush pidió disculpas el día que se difundió la grabación, agradeció el apoyo de su familia, amigos y colegas.


Bromas o no, en las dos últimas semanas, el candidato republicano se ha enfrentado a numerosas acusaciones de agresión sexual por parte de mujeres que alegan que les besó o tocó inapropiadamente. Y mientras Trump niega las imputaciones, Melania asegura estar sorprendida, pero no molesta. Al final, son "cosas de chicos".