Los aliados incómodos de Andrés Manuel López Obrador

El líder de Morena ha dado mucho de qué hablar últimamente. Hay quienes dicen que las más recientes anexiones a su partido no concuerdan con el discurso del político tabasqueño.

“Dime con quién andas y te diré quien eres”. Así dice el famoso refrán que desde hace ya varias décadas ha sido uno de los favoritos de madres y abuelas mexicanas. El Instituto Cervantes de España lo explica de la siguiente manera: “Se puede deducir los gustos y aficiones de alguien por los amigos y ambientes que frecuenta. Del mismo modo, este refrán advierte de la gran influencia que ejerce en el comportamiento o en las costumbres de alguien las compañías de los demás, ya sean buenas o malas”.

Es probable que en los últimos años este popular dicho haya rondado la cabeza de más de un mexicano cuando se han dado a conocer las nuevas anexiones al partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Últimamente, el partido dirigido por Andrés Manuel López Obrador ha recibido el apoyo de políticos y empresarios de filiación priista, panista y perredista.

El 11 de julio, López Obrador dijo a Reforma en entrevista que las puertas de su partido están abiertas a “hombres y mujeres de buena voluntad” y que todos merecen una nueva oportunidad. Durante la entrevista, AMLO dijo que hay personas que jamás podrán ser parte del proyecto de Morena como Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox o Felipe Calderón Hinojosa. En contraste dijo que Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego, Emilio Azcárraga Jean, Olegario Vázquez Aldir y Miguel Rincón sí podrían unirse a las filas de Morena.

Lo anterior reactivó las críticas de opositores y de simpatizantes de Obrador, que han argumentado que el tabasqueño está incluyendo en su proyecto de nación a miembros de lo que él suele llamar “La mafia de poder”. Algunos de los personajes que más han incomodado son Manuel Bartlett, Alfonso Romo, Esteban Moctezuma y Lino Korrodi. Lo anterior, indiscutiblemente está relacionado a su historial.

barlet

¿Quién es quién?

Manuel Bartlett. El que probablemente nos suene más es el ahora ahora senador por el Partido del Trabajo (PT). Esto obedece a que el político expriista fue considerado el responsable de “la caída del sistema” encargado de computar los votos durante la elección de 1988.

Durante el episodio –recordado como uno de los fraudes electorales más grandes en la historia de México– Bartlett fungía como Secretario de Gobernación y era responsable de organizar las elecciones. La supuesta caída del sistema fue decisiva para que el candidato de izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas perdiera la elección y que Carlos Salinas de Gortari se convirtiera en presidente del país. Bartlett apoya a Obrador desde hace cuatro años.

Alfonso Romo. El empresario que actualmente es coordinador del Proyecto de Nación de Morena, fue una de las piezas clave para que en el 2000, el panista Vicente Fox, llegara a la presidencia. Formó parte de Amigos de Fox, organización que inyectó dinero a la campaña del candidato. En 2006 Romo formaba parte de un grupo que consideraba a AMLO “un peligro para México”.

En 2012 se unió a los simpatizantes de Morena asegurando que López Obrador es “el líder que México necesita”. En mayo de este año Romo se reunió con empresarios de Chihuahua y aseguró que antes Andrés Manuel López Obrador le daba pavor, pero que ahora reconoce que lo había juzgado mal.

horilino

Esteban Moctezuma. El presidente ejecutivo de Fundación Azteca fue secretario de Gobernación y de Desarrollo durante el sexenio de Ernesto Zedillo. También trabajó como coordinador de campaña con Francisco Labastida.

Durante su gestión como secretario de Gobernación, a Moctezuma se le acusó de ser causa de ingobernabilidad en diversas ocasiones. Se retiró de la política al ser derrotado por el PRI en las elecciones del 2000. Este 2017 regresa de la mano de López Obrador y se encarga del área de Desarrollo Social de Morena.

Lino Korrodi.
Fue operador financiero de los Amigos de Fox y al igual que Romo, también consideraba que el tabasqueño era un peligro. En 2003 el IFE multó al PAN con más de 360 millones de pesos por el caso de Amigos de Fox. Este 2017, el empresario firmó el acuerdo de unidad convocado por AMLO.

Incómodos o no, hoy estos personajes trabajan de la mano del líder de Morena y aunque las palabras de la abuela resuenan en la cabeza la realidad es que nada está escrito. Existe la posibilidad de que con la experiencia y aportaciones de su equipo, en 2018 López Obrador logre lo que siempre ha querido: convertirse en presidente de este país. O quizá no.