La comunidad LGBT no está contenta con Tennessee y Mississippi

Estos dos estados apoyan leyes que podrían dar pie a la discriminación de las personas homosexuales y transgénero.

Etiquetas:

Mientras en algunas partes del mundo los derechos humanos y las leyes que buscan igualdad avanzan de forma sorpresiva, en otros puntos del planeta, donde se creería que la modernidad es algo que llega por inercia, está ocurriendo lo contrario. Esta vez es se trata de Tennessee y Mississippi, donde leyes y proyectos de ley están restando libertades a las personas no heterosexuales. 

Lo más reciente en esta pérdida de derechos ocurrió en Mississippi, en donde este jueves el gobernador Phil Bryant aprobó la Ley 1523, la cual se ampara en la libertad religiosa y permite negar a los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales el matrimonio, la adopción, los servicios médicos, el alquiler o compra de una vivienda, o hasta el trabajo (ya sea poder obtenerlo o perder el que ya tienen) si el denunciante alega que su religión se lo prohíbe.

No ha transcurrido ni un año desde aquel histórico 26 de junio de 2015, cuando el presidente Barack Obama anunció en su cuenta de Twitter: “Hoy se dio un gran paso en el camino hacia la equidad. Las parejas gays y lesbianas ahora tienen el derecho de casarse, justo como cualquier otra. #LoveWins (el amor gana)”, cuando las alas más conservadoras del partido Republicano han decidido revertir esta situación de libertad hacia los gays en EUA.
 

Esta decisión del gobernador republicano fue aplaudida por su partido y organizaciones cristianas fundamentalistas, que se escudan en el derechos que ellos tienen a proteger la libertad religiosa.

Ante esta noticia, la conductora y comediante Ellen DeGeneres utilizó un espacio en su programa de televisión para expresar su postura hacia dicha ley. “No soy una persona política, pero esto no es un asunto de política sino de derechos humanos”, dijo. En un mensaje de tres minutos, criticó muy a su estilo que esta ley “es la definición exacta de discriminación”.

DeGeneres añadió que es importante que recordemos que nos parecemos más de lo que nos diferenciamos: “Todos queremos las mismas cosas: amor, aceptación, bondad. Yo abogo por menos odio y más amor”. La Ley 1523 comenzará a estar vigente en julio de 2016 y esta incluye la prohibición a que los transexuales puedan cambiarse de sexo.


Caso Tennessee

En este estado —conocido por ser una “fortaleza” del partido Republicano—, los legisladores aprobaron un proyecto de ley que designa a la Biblia como el libro oficial del territorio. Por 19 votos contra ocho se aprobó algo que va contra un artículo de la Constitución de Tennessee, donde se habla de que “jamás se dará preferencia por ley a establecimiento religioso o forma de rendir culto alguno”.

Este proyecto va de la mano con otro proyecto de ley sobre el baño antitransgénero (similar a una medida de Carolina del Norte que provocó un gran revuelo en EUA). Este pretende que los estudiantes transgénero (los que se identifican con un género diferente al asignado cuando nacimiento) usen los baños y vestuarios de las escuelas públicas que no corresponden con su identidad de género.

Es decir, que si una chico ya pasó por todo un tratamiento hormonal o incluso quirúrgico para lucir como mujer, pero no es mujer de nacimiento, entonces deberá usar los servicios para hombres, y viceversa. Esto pone en peligro la integridad de aquellas personas transexuales, por ser exhibidas en un ambiente no apropiado para su apariencia física y proclives al bullying o abusos.

Este proyecto fue aprobado el pasado 6 de abril por el Comité de Administración de Educación y Planificación Tennessee; pero hasta ahora no se moverá a otro comité en la cámara hasta que el pleno de la Cámara lo considere.

Esta polémica iniciativa va en contra de esas libertades ganadas por la comunidad LGBT y todos los que la apoyan, también con aquellas muestras mediáticas donde personajes y personalidades del mundo del entretenimiento han hecho un esfuerzo por mostrar la importancia del respeto a la diversidad sexual.