La gira de este año de Adele podría ser la última

La cantante escribió una nota para sus fans en la que habla de retirarse de las giras.

Etiquetas:

Adele comenzó su gira Hello en 2016 y el primero de julio presentó su show número 123 —y último— en Londres. Con el cierre del tour, en casa, el pasado fin de semana, Adele podría haber puesto fin a sus giras para siempre. En una nota incluida en el programa de sus presentaciones, la cantante explica a sus fans por qué quizás nunca vuelvan a ver anuncios de sus tours.

Publicada en el Instagram de uno de sus fans, la nota entra en detalles sobre por qué viajar no es su parte favorita de ser una artista internacional.

“Estar de gira es algo peculiar y no me viene particularmente bien. Soy una persona hogareña y encuentro mucha alegría en las cosas pequeñas. Además, soy muy dramática y me han pasado cosas terribles en las giras. ¡Hasta la fecha! He hecho 119 espectáculos y con estos cuatro serán un total de 123. Ha sido difícil, pero me han generado una emoción absoluta y un gran placer. Hice esta gira por ustedes y espero causar un impacto similar al que algunos de mis artistas favoritos han tenido en mi vida. Quería que mis últimos conciertos fueran en Londres porque no sé si alguna vez volveré a hacer una gira y quiero que la última vez sea en casa”.

A pesar de que esta es la primera vez que ha puesto este sentimiento por escrito, Adele ha insinuado antes que podría retirarse de los tours. En un concierto en Nueva Zelanda, el pasado marzo, también hizo declaraciones personales a los fans.

“No soy buena haciendo giras; los aplausos me hacen sentir un poco vulnerable”, expresó. “No sé si volveré a hacer una. La única razón por la que he viajado son ustedes. No estoy segura de que viajar sea lo mío”. Sin embargo, ella también afirmó que no se arrepiente del tiempo que ha pasado de viaje: “Esta gira es el mayor logro de mi carrera”.

En el artículo de portada de Vanity Fair de diciembre de 2016, la superestrella admitió la verdadera razón por la que podría alejarse de los viajes: su hijo de cuatro años, Angelo, y su marido, Simon Konecki. Nada será más importante que esas dos personas en su vida.

“Si mi relación con Simon o mi relación con Angelo comienzan a verse afectadas me retiraré de las giras”, dijo entonces. “Mi vida es más importante para mí que cualquier otra cosa que haga, porque ¿cómo carajos voy a escribir un disco si no tengo una vida? Si no tengo una vida real, entonces el juego se terminó de todos modos”.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.