Kim Kardashian desafía (de nuevo) las leyes del 'marketing'

Un video 'amateur' podría ser la mejor publicidad en la era en la que todo está en venta.

Primero fue el video de Khloé Kardashian en el que Kim y Kanye aparecían despreocupadamente comiendo papas fritas -como lo haría cualquier mortal- de una bolsa de papel café con unas letras en amarillo y rojo, que todos relacionamos sin pensárnoslo con McDonald’s. Ahora ha sido su mejor amiga, Chrissy Teigen, la que ha parado en el parque de bomberos de Hoboken, Nueva Jersey, para ofrecer a los trabajadores hamburguesas y, de paso, anunciar su nueva estrategia, el McDelivery.

McDonald's ha decidido que el McAuto se queda corto y ahora ofrece a sus clientes el más difícil todavía: el Big Mac en la puerta de tu casa. Teigen dejó claro su amor por la compañía de comida rápida en su cuenta de Instagram. “Vale, chicos, ya saben lo obsesionada que estoy con que me lleven comida a casa. Y también conocen mi amor por @McDonalds. Mis dos cosas favoritas se han unido, gracias a que #McDelivery ahora está en @UberEATS”.

 

Una publicación compartida de chrissy teigen (@chrissyteigen) el

Todo esto sería un simple anuncio de martes por la tarde si un día antes Khloé Kardashian no hubiera subido un video en el que se ve a su hermana, Kim, y a su marido, Kanye, comiendo papas fritas de una bolsa de McDonald’s, en donde además hay una malteada.

El clan, que es consciente de que sus seguidores no dejan pasar ni un solo detalle, sabía que los comentarios no se harían esperar: “Me encantan las papas fritas de McDonald’s”. Además, el clip está al revés y se ve algo borroso, algo (de nuevo) extraño entre los miembros de una familia que controlan cada uno de sus movimientos.

Parece como si de esta manera los Kardashian desafiaran la nueva ley estadounidense que obliga a las celebridades a añadir el hashtag #anuncio al final de cada post publicitario. Así nadie podría decir que están anunciando una marca y mucho menos con un video tan amateur.

Si además tenemos en cuenta el buen aspecto de Kim, que sigue una dieta Atkins y se ha preocupado por volver a su anterior peso después de haber dado a luz a su segundo hijo, Saint, nos saltan todas las alarmas. ¿Será esta una nueva vuelta de tuerca de la familia Kardashian para desafiar y reinventar las leyes del mercado?