La foto de Kate del Castillo y el hijo del 'Chapo'

Denise Maerker difundió la imagen que vuelve a involucrar a la actriz con el narcotraficante mexicano.

Etiquetas:

¿Cómo pudo filtrarse una fotografía de Kate del Castillo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar? Es la pregunta que algunos se hacen después de que esta tarde la periodista Denise Maerker diera a conocer una imagen en la que se observa a la actriz junto a uno de los hijos del narcotraficante.

De acuerdo con la entrevista que realizó Maerker al Fiscal de Jalisco, luego de la confirmación del secuestro masivo que se llevó a cabo en Puerto Vallarta y donde se encontraba el hijo de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, la imagen fue obtenida en uno de los seis dispositivos móviles encontrados en el lugar del secuestro.

Así, una vez más se relaciona a Kate del Castillo con el narcotraficante. A principios de este mes, Kate solicitó retirar las acusaciones que el gobierno mexicano mantiene en su contra.

Ya en febrero de este año, días después de que se diera a conocer la noticia del contacto entre Kate y 'El Chapo' Sanjuana Martínez escribió para Vanity Fair México sobre la satanización de Kate del Castillo:


La tercera captura del Chapo fue anunciada con bombo y platillo por el gobierno de Enrique Peña Nieto el 8 de enero, pero la celebración duró apenas unas horas porque a continuación, la revista Rolling Stone, publicó una entrevista con el capo del Cártel de Sinaloa, realizada por el actor Sean Penn y producida por Kate del Castillo, que evidenciaba los errores de la seguridad del Estado y ridiculizaba su servicio de inteligencia, que ubicó al capo, seis meses después de su fuga de la prisión federal de máxima seguridad del Altiplano por un túnel (su primera fuga, en 2001, fue escondido dentro de un carro de lavandería).

La entrevista dio la vuelta al mundo.
La amistad entre Kate del Castillo y Sean Penn viene de hace años, incluso ella se declaró públicamente “fan” del actor norteamericano. La actriz subió fotos de su último encuentro aprovechando la promoción de su tequila Honor. El actor, rompió su silencio, con Charlie Rose, de CBS News en su programa 60 Minutos y negó que su entrevista haya servido para la recaptura de El Chapo: “No somos más inteligentes que la DEA o la inteligencia mexicana. Teníamos un contacto por el cual logramos facilitar una invitación”.

Entonces, el estado filtró supuestas conversaciones vía BlackBerry entre El Chapo y la actriz; y entre ella y el abogado del capo, Andrés Granados Flores.

Filtraciones que según Sergio Méndez Silva, fundador y presidente del colectivo Justicia Pro Persona, dedicado a la defensa de derechos humanos, es ilegal y se inscribe dentro de la “violencia institucional” contra la actriz.

“¿Por qué razón los teléfonos de Kate del Castillo están intervenidos? ¿Se solicitó ante un juez federal la intervención de comunicaciones privadas? Si fuera así, debería ser secreto y filtrar esta información privada es ilegal. Las filtraciones no sabemos si son verdad o mentira, pero claramente la ponen en peligro y afectan su reputación, porque existe el principio de presunción de inocencia, algo que no están respetando. Quien sí está cometiendo varios delitos en este asunto es la propia autoridad”, dice el activista de derechos humanos.

La Procuraduría General de la República (PGR) abrió una investigación contra Kate, por supuesto lavado de dinero con el Cártel de Sinaloa a través de su empresa de tequila Honor, señalando que tenía “indicios”, pero sin exhibir pruebas.

El abogado defiende la realización y producción de la entrevista a El Chapo: “Las autoridades violaron el debido proceso, afectaron la dignidad de Kate del Castillo, atentando contra la presunción de inocencia, poniendo en peligro la libertad de expresión y el derecho a la información. Todo parece indicar que quieren satanizarla”.

Por el contrario, Carlos Daza Gómez, catedrático de derecho penal de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y presidente del Colegio de Profesores, considera que Kate del Castillo debe ser investigada por “encubrimiento” por el carácter “furtivo” del encuentro: “No pueden argumentar libertad de expresión. Lo que tiene que analizar la Procuraduría es si hubo flujo de capital de recursos de procedencia ilícita para la citada la película”.

De igual manera, la Subprocuraduría Especializada en Investigación contra la Delincuencia Organizada (Seido), de la Procuraduría General de la República (PGR), insiste en que Kate del Castillo incurrió en conductas relacionadas con el delito de “encubrimiento” al haberse entrevistado con un prófugo de la justicia, sin notificar los detalles del encuentro a las autoridades mexicanas.