Donald Trump y Kanye West: cuando dos egos se encuentran

El rapero solicitó tener un encuentro con el presidente electo de Estados Unidos.

"Sólo quiero que tomes esta foto ahora", fue la respuesta que Kanye West dio a uno de los fotógrafos que lo cuestionó sobre sus intenciones de buscar la presidencia de Estados Unidos en 2020.

Por una todavía desconocida razón, a pocos días de salir del hospital y de dejarse ver con una cabellera decolorada, el esposo de Kim Kardashian tuvo un encuentro con el polémico presidente electo de Estados Unidos.

Medios internacionales dieron a conocer que se trató de un encuentro casual en el que Kanye compartió su admiración con el republicano.

Mientras que Donald Trump contestó algunas de las preguntas de la prensa sobre los motivos del encuentro, Kanye prefirió ignorarlas.

"Estás con el presidente electo de Estados Unidos ¿y no tienes nada que decir?", lo cuestionó uno de los periodistas, "Sólo quiero que tomes una foto ahora", contestó el cantante con una sonrisa.

La reunión duró 15 minutos y se llevó a cabo dentro de la Trump Tower en Nueva York. A su entrada West que iba a compañado de Corey Gamble, el novio de su suegra Kris Jenner, fue escoltado por un importante equipo de seguridad.

"Somos amigos, es un buen hombre. Hemos tenido una buena relación por mucho tiempo, mucho tiempo. Hablamos de la vida", dijo Trump sobre el encuentro.

Luego de la reunión, Trump y un grupo de personas de su equipo entre quienes se encontraba Ivanka Trump, acompañó a West a la salida, un gesto que el presidente electo sólo había tenido con un importante empresario japonés.

En algunas ocasiones Kanye mencionó que de haber votado habría votado por Donald Trump y que le pareció que su llegada a la presidencia fue una genialidad.

Kanye se recupera tras haber pasado varios días en el hospital luego de haber sufrido un ataque de nervios debido a cansancio extremo. Esto tras cancelar su gira luego de que en uno de sus conciertos se tomara varios minutos para dar un discurso con ideas al azar sobre su visión política y artística. Se dice que desde que Kim Kardashian fuera asaltada en su departamento en París la vida de la pareja no ha vuelto a la normalidad.