Jessica Chastain hizo al Festival de Cannes la crítica feminista que necesitaba escuchar

Muchas de las caracterizaciones de los personajes femeninos le parecieron preocupantes.

Etiquetas:

Este año, el Festival de Cannes se encontró ante una encrucijada. Contó con todas las nuevas tecnologías y lo último en el mundo del cine, pero también se presentaron amenazas terroristas en otros lugares, lo que provocó un ambiente de ansiedad en la concurrencia del siempre glamoroso evento. El programa de películas de 2017 se ensombreció con el ambiente que se respiraba en todo el mundo. Pero también se vio afectado por una situación que se ha extendido en la industria cinematográfica desde que el festival se volvió una visita obligada para los poderosos de Hollywood y las estrellas de todo el mundo hace 70 años: la manera en que sus películas, cuidadosamente seleccionadas, representan a las mujeres en la pantalla.

Jessica Chastain, uno de los miembros del jurado del festival de este año (un grupo encabezado por Pedro Almodóvar), cerró el evento el pasado 28 de mayo con una conferencia de prensa en la que abordó el tema de manera directa y mencionó que ella está francamente alarmada por la manera en que los personajes femeninos son retratados en las obras que vio. Estaba respondiendo a la pregunta de uno de los reporteros sobre las directoras participantes en el festival este año, y comenzó diciendo que si hubiera más “narraciones femeninas”, habría “personajes femeninos más auténticos”.

“Ésta es la primera vez que veo 20 películas en 10 días”, expresó. “Me encanta el cine, pero de esta experiencia me queda la manera en que el mundo ve a las mujeres, según los personajes femeninos que vi retratados. Me pareció un poco preocupante, para ser honesta”.

Aunque hubo excepciones, admitió estar sorprendida por la representación de los personajes femeninos, en general, y concluyó su participación ofreciendo una solución al mundo del cine: incluir más narradoras.

“Cuando incluyamos más narradoras, tendremos más mujeres reconocibles de nuestro día a día, las cuales son proactivas, toman sus propias decisiones y no se limitan a reaccionar ante los hombres a su alrededor”, comentó. “Tienen sus propios puntos de vista”.

Agnes Jaoui, Maren Ade y Fan Bingbing, miembros del jurado, hicieron eco de las observaciones de Chastain, y señalaron que la necesidad de contar con más narradoras femeninas fue un tema que se discutió durante el festival. "Un par de negros tampoco harían daño", agregó Will Smith, también miembro del jurado, con una carcajada.

Las declaraciones de Chastain fueron divulgadas en las redes sociales por varias narradoras notables, como Ava DuVernay y America Ferrera.

El festival de este año incluyó a directoras importantes como Sofia Coppola, Lynne Ramsay y la legendaria Agnes Varda. De hecho, Coppola ganó el premio a mejor director por su película gótica sureña, The Beguiled, lo que refuerza al argumento de Chastain. Las mujeres todavía están lejos de lograr la paridad en el festival. En sus 70 años de historia, Coppola es la segunda mujer en obtener el galardón por mejor dirección. Tal vez Cannes y otros festivales (y quizás la industria en general) pongan atención a Chastain y comiencen a esforzarse por incluir más narradoras al gremio, especialmente si quieren seguir siendo relevantes durante otras siete décadas.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.