Trump vs Clinton: 5 momentos que, aunque estaba prohibido, hicieron aplaudir al público del debate

'He conocido a mucha gente afectada por ti y tu negocio, Donald', le dijo Hillary a Trump. Te contamos este y otros momentos candentes de un enfrentamiento histórico.

A los candidatos a la presidencia de Estados Unidos les llegó la hora del mano a mano. Fue un debate sin precedentes: Hillary Clinton, la primera mujer en llegar tan lejos en la contienda, se enfrentó a Donald Trump, un hombre de negocios con muy poca experiencia en la política. Ambos tenían mucho en juego. Él, un showman por excelencia, tenía a su favor su capacidad para desenvolverse frente a las cámaras, pero debía demostrarle a sus críticos que era capaz de sostener un debate con contenido.  Ella, con toda su carrera dedicada a la política estadounidense, tenía que mostrar un lado más sincero y carismático. Los dos pretendían hacerle ojitos a ese 10% de su país que no acaba por convencerse por ninguno de los dos.

Los ataques no se hicieron esperar y ambos se sumergieron en el campo de batalla que todos esperaban. Trump se mostró seguro al comienzo, hablando de dos de los temas que más le apasionan: cómo proteger a Estados Unidos de los tratados internacionales de comercio que lo perjudican y la necesidad de recuperar los empleos que México, China y otros países les han arrebatado. Pero Hillary no tardó en tomar la delantera y demostró serenidad, firmeza y mayor preparación. Aunque ambos se sacaron los trapos al sol, Trump lo hizo con más pasión. Interrumpió a su contrincante una y otra vez, frunció el ceño cada vez que ella lo cuestionó, e ignoró en varias ocasiones al moderador, Lester Holt.

Trump tenía tanto que decir de su oponente, que tomaba agua con frecuencia para poder seguir. Ella se esforzó por mantener su compostura y se limitaba a sonreír con sarcasmo hasta que le tocara el turno del contrataque. En un debate que -según los analistas- favoreció a Hillary, hubo golpes de lado y lado pero ningún home run y aunque a los asistentes al debate les habían dado la clara instrucción de no aplaudir, abuchear o hacer ruidos durante la discusión, no pudieron contenerse en algunos momentos. Estos fueron los ataques más contundentes de la noche.

1.    “Hillary, llevas 30 años haciendo esto. ¿Por qué apenas ahora piensas en estas soluciones?”
Trump dio en el clavo con ese comentario, cuando la demócrata hablaba de sus propuestas para volver a generar empleo en el país. “¿Apenas ahora piensas en esto”?, la presionó. “De hecho llevo un tiempo pensándolo”, respondió ella. “Sí, por 30 años”, reiteró Trump.

Aunque la experiencia de Hillary es vista por algunos como un punto a favor, otros critican la falta de resultados durante su carrera. El magnate lo sabe y lo explotó en el debate, diciendo cada vez que tenía ocasión que ella era la típica política: pura palabrería bonita y nada de efectividad.

2.    “No publicar mis impuestos me hace…inteligente”
Uno de los mejores momentos de Hillary fue cuando expuso un punto que según las encuestas, le funciona muy con los votantes: que Trump se niegue a mostrarle al público su historial de impuestos. “Por 40 años, todos los candidatos a la presidencia han publicado sus informes fiscales”, dijo. “Entonces surge la duda, ¿por qué no nos los quiere mostrar? Tal vez no es tan rico como dice, tal vez no es tan caritativo como presume (…) o tal vez no quiere que los americanos sepan - los que lo están viendo esta noche- que no ha pagado nada de impuestos federales (…)”. Trump la interrumpió en un momento y se echó más tierra encima diciendo: “eso me hace inteligente”.

También trató de voltear la discusión hacia los 33,000 correos que la candidata Clinton borró del correo electrónico que utilizó cuando era secretaria de estado, un tema que le han criticado mucho, pero que en esta ocasión no tuvo tanto impacto. "Publicaré mi declaración de impuestos, en contra de lo que quieren mis abogados, cuando ella publique los 33.000 correos que borró", amenazó.

3.    “El TLCAN es el peor acuerdo de comercio que se ha firmado”
Trump sumó puntos mencionando al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que firmó Bill Clinton cuando era presidente. El magnate sabe que muchos critican el acuerdo en Estados Unidos, y aprovechó para echárselo en cara a la candidata. “Si vas a Ohio, a Pensilvania, a cualquier parte, secretaria Clinton, verás la devastación que hay, la manufactura ha bajado 30%, 40%, a veces 50%. El TLCAN es el peor acuerdo que se ha firmado en el mundo y con toda certeza el peor de este país”, le lanzó agitado.
“Y ahora quieres aprobar el acuerdo transpacífico, estuviste totalmente a favor (…)”, continuó diciendo. Hillary intentó defenderse: “Eso no es cierto (…)”. Pero esta discusión ya la había perdido.

4.    “He conocido a mucha gente afectada por ti y tu negocio, Donald”.
La candidata demócrata se anotó un gol cuando habló de todas las personas que conoce que han trabajado para Trump y están dolidos por el trato que les dio. “¿No se merecen esas miles de personas que han salido perjudicadas por tu negocio, una disculpa de algún tipo? ¿Por haber trabajado para alguien que después de obtener el trabajo que les pidió y lo que produjeron, se niega a pagarles?”, afirmó.

Trump no se libró muy bien de esa y se escudó en que todo lo que había hecho él y su negocio era legal. “Si quieres cambiar las leyes, cámbialas. Pero yo tomó ventaja de las leyes de este país porque estoy dirigiendo un negocio. Mi obligación es que me vaya bien por mí, por mi familia, mis empleados y mis compañías. Y eso es lo que hago”.

5.    “Me preparé para ser presidenta”
Éste fue uno de los momentos más claros en los que la audiencia no logró guardar silencio: cuando Trump cuestionó el hecho de que en los días previos al debate Hillary se encerró en su casa mientras él viajó por el país para estar en contacto con la gente. “Me han visto, he estado en todas partes. Tú decidiste quedarte en casa y está bien, pero yo he estado en todos lados”, le aventó.
Al empresario le salió el tiro por la culata cuando Hillary le respondió, seguida de aplausos: “Creo que Donald me está criticando por haberme preparado para este debate. Sí lo hice. ¿Saben para qué más me prepare? Para ser presidenta. Y eso es algo bueno”.