Una polémica imagen elegida como la mejor del año

El World Press Photo eligió como ganadora a la fotografía de turco Burhan Ozbilici, donde se muestra el asesinato en vivo de Andrei Karlov.

El World Press Photo nos ha acostumbrado a las sorpresas, a que cada año la imagen elegida como ganadora de su prestigioso certamen de fotografía periodística nos cause indignación, dolor, extrañeza, admiración (inserte aquí cualquier otro sentimiento que le haya provocado), pero eso sí, nunca indiferencia.

La que el jurado de la organización holandesa ha elegido para inaugurar su exposición de 2017 es un cuadro fuerte, cruel, pero que habla de una noticia internacional que bien puede resumir los actos más violentos y mediáticos del año pasado. Se trata de una instantánea que retrata la escena de un asesinato en vivo, la de Andrei Karlov, embajador ruso en Ankara, al que Mevlüt Mert Altintas mató sin titubear; el fotoperiodista turco Burhan Ozbilici fue quien captó al criminal aún con la pistola en la mano y el cuerpo del diplomático tendido en el suelo; todo en en un solo cuadro que ahora es reconocido como la mejor foto del 2016.

Esta imagen titulada 'Un asesinato en Turquía' apareció en la primera plana del The New York Times y fue hecha en principio para la agencia de noticias Associated Press. Según explica el jurado del WPP, esta foto de Ozbilici "refleja la explosión de odio presente en nuestros días, y cada vez que la ves te sacude".

Y sí. Para algunos puede ser irritante que una foto así sea premiada, pero la realidad es que al observarla —sobre todo aquellos que estuvieron enterados de esta noticia— solo pueden recordar la frialdad con la que el asesino gritó "¡Alepo, venganza!" al tiempo que disparó ocho veces, mató al diplomático e hirió a otras dos personas enfrente de todo mundo durante la inauguración de una exposición de arte.

“Felicidades a los 45 ganadores del Concurso de Fotografía 2017 y a los 12 equipos de producción premiados en el certamen de historias digitales. El World Press Photo del año es para el fotógrafo turco de Associated Press, Burhan Ozbilici, quien muestra a Mevlüt Mert Altıntaş, un guardia de 22 años de edad, justo después de haber asesinado al embajador ruso en Turquía, Andrey Karlov, en Turquía el 19 de diciembre de 2016”, fue lo que publicó la organización en su página de Facebook. Los comentarios a la publicación van desde las felicitaciones por haberla escogido hasta otros que rechazan la elección y otros más manifiestan el oportunismo de un fotógrafo que trabajó poco para lograr captar esa imagen.

Según el diario El País, el fotógrafo premiado dijo que estaba por casualidad en la sala de exposiciones donde todo ocurrió: “Cuando el agresor empezó a disparar, Ozbilici siguió tomando fotos en lugar de protegerse de las balas. ‘Pensé, aquí estoy. Aunque me hiera o me mate: soy un periodista y debo hacer mi trabajo. Podría haber corrido para ocultarme, pero ¿cómo habría podido responder entonces a la pregunta de por qué no hice las fotos?’”, explicó al periódico español el fotógrafo que trabaja desde hace 27 años para Associated Press y ha retratado, entre otros asuntos, el éxodo de los kurdos de Irak (en tiempos de Sadam Hussein) así como conflictos en Arabia Saudita, Egipto y Siria.

Para esta edición participaron 5,034 fotógrafos de 125 países, el jurado revisó 80,408 imágenes.