Esa escena sexual de 'Game of Thrones', explicada por su director

Jeremy Podeswa repasa en una entrevista la planificación de la secuencia más caliente del final de la séptima temporada.

[Este artículo contiene spoilers del último episodio de la séptima temporada de Game of Thrones, así que proceda con cuidado.]

Quizá no tuviéramos el rostro de preocupación de Tyrion Lannister (Peter Dinklage) mientras observaba la puerta del camarote de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) en el último episodio de la séptima temporada de Game of Thrones, pero la escena sexual entre Jon Nieve (Kit Harington) y ella sin duda provocó... sentimientos enfrentados. Al fin y al cabo, ya no eran Jon y Dany, pues en paralelo estábamos recibiendo la confirmación de que quienes yacían eran sobrino y tía: Aegon y Daenerys Targaryen.

Para una escena tan importante como peliaguda, la planificación de creativos, técnicos e intérpretes tenía que ser perfecta. Y para entender las decisiones tomadas para el rodaje de la secuencia, el director del último episodio, Jeremy Podeswa, comentó este martes en una entrevista para el portal Indiewire algunos de los detalles más relevantes de la misma.

"Con la escena entre Jon y Dany lo importante para mí era que no fuera lasciva de ninguna forma, que hay un trasfondo muy fuerte detrás de la escena", dijo Podeswa. "Fue rodada de forma muy, muy sencilla. Es básicamente una sola toma continua a Jon y Dany y luego un muy importante intercambio de miradas a media altura. Y después un plano mirando a Jon y un plano mirando hacia abajo a Dany. No se trataba de rodar una gran escena de sexo. Una vez están haciendo el amor, esa es la historia. No hay ninguna razón para insistir en ello".

La explicación de Podeswa ayuda a explicar la sencillez del momento. Es también aparte una forma de desquitarse de las posibles críticas por rodar una escena de incesto de la forma menos, ya lo dice él, lasciva posible. "La verdadera historia dentro de la historia era realmente lo que estaba pasando en sus ojos [... H]ay un entendimiento entre ellos que, incluso sabiendo de alguna forma que no deberían estar haciendo eso, no pueden no hacerlo. Hay un elemento del destino que les ha unido y no pueden lucharlo".

En cuanto a los protagonistas, Clarke y Harington tienen sus propios debates sobre su relación en la serie. "Normalmente empiezas una película, conoces a tu [coprotagonista] por primera vez y desarrollas una química durante ese tiempo", dijo Harington en una entrevista con Entertainment Weekly. "Pero si conoces a alguien desde hace siete años y has compartido este viaje increíble ... como que alucinamos con ello. Yo le decía [a Clarke]: '¿Cómo es la tensión sexual en esta escena?'; y ella me decía: '¡Deja de hablar de tensión sexual!'". Clarke confirma la anécdota: "Sí, [yo le decía:] '¿Podrías parar? Sólo pon un poco de ojos sexis y deja de hablar todo el rato de química sexual'".

Sobre la escena de sexo en sí misma, Clarke tuvo la mejor sentencia: "Me encanta que cuando llegamos al salseo acaba siendo una hermosa aceptación silenciosa a lo... sep".