Luis Fonsi: “Es irónico que mientras Trump quiere construir un muro, ‘Despacito’ suena en la casa de sus nietos”

El cantante nos confiesa lo que significa para él que su canción sea el tema con más 'streamings' en la historia (entre otros récords).

Etiquetas:

Despacito, el éxito internacional de Luis Fonsi ft. Daddy Yankee es oficialmente la canción con más streamings en la historia. El tema, en conjunto con el remix de Justin Bieber, ha logrado más de 4.6 billones de reproducciones. ¿Qué piensa de todo esto Luis Fonsi? El cantante nos confiesa lo que significa para él haber llegado a estas instancias espectaculares.

Dice que "todavía no se la cree". El éxito de la canción, que hizo que el nombre del artista puertorriqueño fuera reconocido en todos los rincones del mundo donde ha sido el hit del verano, ha desafiado todas las expectativas (hasta de él mismo). Entre sus fans famosos se encuentran —entre muchos otros—, los nietos de Donald Trump, Nicolás Maduro (quien adaptó la canción ¡sin permiso! para hacer campaña), Ricky Martin; Giorgio Moroder, el italiano creador de la música Disco; y hasta la propia ex esposa del cantante, la actriz Adamari López (quien fue captada bailando la canción en un sketch)… No, (casi) nadie se escapa y, tarde o temprano, muy rápido o muy “despacito”, se suman nuevos adeptos al embrujo de la canción.

No todos los días se rompen récords. Luis, ¿qué pasó por tu mente con este logro?
Darle las gracias a Dios. Si te soy honesto, aún no me la creo, es increíble. Todo artista sueña con lograr algo como esto. Si algo me ha enseñado lo que hemos vivido durante los últimos seis meses es que jamás debemos darnos por vencidos o abandonar nuestros sueños.

Despacito demuestra que el poder latino es imparable…

Sí, y que la música es universal y que puede lograr lo que muchos tratan y no pueden, que es unir a todas las naciones sin importar el lenguaje, la religión o el estatus social. Eso siempre lo he tenido claro, pero ahora más que nunca. Lo sucedido con la canción es histórico, no solo para mí y todos los involucrados, sino para la música y nuestra cultura latina.

A estas alturas, la censura en Malasia hacia la canción ya es lo de menos, ¿verdad?
Tengo entendido que la censura fue solo para medios gubernamentales. De hecho, Despacito está en primer lugar de Spotify en Malasia. Respeto las opiniones que cada país pueda tomar sobre la canción, pero considero que el tema es sensual, pero no cae en lo vulgar. Despacito no es lo más escandaloso que hay en la radio hoy en día.

La letra es muy sugerente…

Quizás al traducirla textualmente, y no de forma poética, puede que se interprete de otra manera.

La internacionalización lograda con la canción, ¿implica que en un futuro experimentes con otros ritmos mundiales?
Por supuesto, no me pongo límites a la hora de crear. Nunca he tenido miedo a jugar con los géneros musicales. Soy fan de la música por lo que estoy abierto a seguir explorando otros ritmos sin abandonar, por supuesto, mis baladas.

Hasta los nietos de Trump bailan la canción… ¿qué te parece?

Me encanta que los niños se diviertan, sean quien sean, pero con este caso sí pensé que era irónico que mientras su abuelo quiere construir un muro, Despacito suene en sus casas.

¿La gente te trata diferente ahora, después del éxito de la canción?
Algunas personas, pero en general tengo la suerte de rodearme de gente real, a la que llevo muchos años conociendo.

¿Estás presionado para que tu siguiente sencillo sea igual de exitoso?
Me motiva. Tengo pensado publicar otro sencillo antes de que culmine el año y luego viene el lanzamiento de mi noveno disco, el cual ya incluso está grabado. Y claro, la gira sigue y continúo trabajando en proyectos que pronto anunciaré.