El revival de Will & Grace tendrá que sortear el incómodo final de la serie

Los cocreadores de la serie dicen que no ignorarán el hecho de que, técnicamente, Will & Grace no deberían hablar entre ellos en 2017.

Ante la proximidad del regreso de Will & Grace a la NBC los jueves por la noche este otoño, los cocreadores de la serie, Max Mutchnick y David Kohan, no han dicho nada sobre lo que pueden esperar los fanáticos. Pero para aquellos ansiosos de conocer los detalles, soltaron una pequeña pista el pasado viernes, o más específicamente, una promesa. Juraron que el revival de la serie, de duración limitada, explicará cómo es que los personajes siguen siendo amigos, a pesar del final de la última temporada, en el que se separaron, por lo que técnicamente han llevado vidas independientes durante los últimos 10 años.

Cuando se le pidió que se dirigiera a los fans que ya empiezan a sentir cierta comezón al respecto, Kohan bromeó con E! News diciendo “Sigan rascándose”. Mutchnick, sin embargo, se mostró más accesible: “Les diré esto. Acabamos de terminar un periodo de escritura de tres meses. Ahí escribimos todos los episodios que filmaremos en agosto o cuando sea que empecemos. Puedo decirles que la mayor parte del tiempo estuvimos tratando de resolver cómo retomar la serie, cuáles serán las nuevas reglas y cómo vamos a tratar el final. Y podemos decirles que los personajes estarán viviendo en ese departamento en 2017, en el mes de septiembre y especialmente el día 28 a las 9:00. Ahí es cuando podrán encontrarlos de nuevo, y ellos les explicarán exactamente lo que pasó, para que ustedes conozcan la situación y no sientan que nada queda abierto”.

Por lo tanto, aunque no han dicho una palabra sobre cómo se resolverá ese detalle, al menos sabemos que no ignorarán la discrepancia ni le darán la vuelta situando la serie en el pasado o en un futuro distante. Es un pequeño detalle, pero no podemos darlo por sentado. El revival de Roseanne de la ABC, por ejemplo, opta por ignorar la trama original —que ha sido ridiculizada— y el final de la serie por completo. (En el caso de Roseanne, las consecuencias del final eran aún más difíciles de explicar, porque entre otras impactantes revelaciones, resulta que Dan, el esposo de Roseanne Conner, está muerto).

En cuanto a cómo la nueva Will & Grace explicará la rivalidad de sus protagonistas, bueno, hay muchas opciones. Will y Grace peleaban frecuentemente, e incluso vivieron separados en varios momentos de la serie. Así que no es difícil imaginar que estos dos terminaron viviendo juntos de nuevo de alguna manera, incluso si su relación está llena de resentimiento. (¿Acaso no fueron sus peleas uno de los toques más divertidos de su amistad?) O, si la NBC es se inclina por una variante del género, todo el asunto podría ser abordado como una gran farsa. Tal vez Karen se casó con un magnate de Silicon Valley que inventó una máquina del tiempo, lo que permitió a los personajes evitar la pelea entre Will y Grace. Y si eso no funciona, siempre está Sean Hayes: Después de todo, nada unió tanto a este par de locos como su relación de amor odio con Jack.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.