El mensaje no tan oculto de los looks de Hillary Clinton para debatir

Se concluyeron los tres encuentros entre candidatos, observando los colores que la candidata demócrata eligió para debatir es evidente que los tres tenían un significado.

Algunos criticaron el color rojo encendido de aquel traje que llevó la candidata demócrata Hillary Clinton para el inolvidable primer debate con Donald Trump en la Universidad de Hofstra en Nueva York el pasado 26 de septiembre.

Sin embargo, luego de una interesante contienda y de que ayer se concluyera el tercer y último debate de los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos se hizo evidente que Hillary enviaba un mensaje no sólo con sus palabras sino también con su imagen pues es por todos sabido que no hay símbolo más amado por los estadounidenses que su bandera y fueron justo esos los colores que la secretaria de estado -junto a su diseñador predilecto, Ralph Lauren- eligió para enfrentar al controversial candidato republicano Donald Trump.

De acuerdo con el sitio Yahoo en su versión estadounidense, la candidata llevó la noche de ayer un traje de lana firmado por el diseñador estadounidense Ralph Lauren cerrando así un ciclo de tres encuentros con el mismo diseñador. Usuarios en redes sociales calificaron su estilo de acertado y sobrio pero con personalidad.

Tal parece que la estrategia de Hillary y su equipo de imagen han dado en el clavo con sus elecciones de vestuario que pese a quien le pese ejercen influencia en la percepción que se tiene de los candidatos.

Desde hace unos meses se ha dado a conocer que Hillary evolucionó de un estilo trillado a una estrategia con pies y cabeza, la cual, se fraguó previo a su carrera en la candidatura a la presidencia.

Estuvieron involucrados en su transformación importantes genios de la moda en Estados Unidos como Anna Wintour, Directora Artística y Editora General de Vogue en su versión estadounidense.