‘El Chapo’ Guzmán y la leyenda del Triángulo Dorado

A 4 meses de su fuga –y al más puro estilo de Indiana Jones– el narcotraficante se refugia en un supuesto santuario del Cártel de Sinaloa.

Como si se tratara de una historia sacada del guión de una película de aventuras, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera evadió el cerco que sus perseguidores establecieron en Sinaloa y la Sierra Madre, no una, sino dos veces en los últimos dos meses.

Y es que a cuatro meses de su fuga del penal de máxima seguridad de El Altiplano, El Chapo Guzmán continúa burlando al Estado Mexicano y las autoridades, a pesar de que, según reportó el gobierno mexicano este viernes al diario El País, el narcotraficante se encuentra herido en el rostro y una pierna, resultado de un intento de recaptura hace once días.

¿Qué ha pasado tras la fuga de ‘El Chapo’ Guzmán?

Claro que dichas heridas no han detenido al Chapo, quien, a manera de un aguerrido Indiana Jones –personaje que siempre escapa de una muerte segura el último minuto– podría estar escondido en algún recóndito refugio localizado en el denominado Triángulo Dorado, una región que por décadas ha sido considerada santuario del Cártel de Sinaloa y que se encuentra entre los estados de Chihuahua, Sinaloa y Durango.

Cabe aclarar que la zona, rodeada de montañas y cultivos de marihuana y amapola, es también el lugar de nacimiento de otros famosos narcotraficantes como los hermanos Beltrán Leyva, Rafael Caro Quintero y Miguel Ángel Félix Gallardo (conocido como el “Jefe de Jefes”), por lo que según José Fernández Santillán, analista de seguridad del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, es probable que el capo se encuentre ahí y esté recibiendo ayuda de la población de la zona y su socio Ismael “El Mayo” Zambada.

Del hombre más perseguido al disfraz más popular de Halloween
Aunado a los dolores de cabeza que su huida le generó al gobierno mexicano y aumentando su estatus de leyenda viviente, los comerciantes y productores de disfraces, preparándose para la Noche de Brujas, han creado una serie de máscaras y trajes de preso inspirados en el hombre más buscado del planeta.

Con un costo de entre 190 y 430 pesos, estamos seguros que los disfraces inspirados en El Chapo se venderán como pan caliente esta víspera de Halloween, superando en popularidad a personajes como Donald Trump, Elba Esther Gordillo, Enrique Peña Nieto y Frankenstein.

La implacable cacería humana continuará indefinidamente, ya que se desconoce cuánto tiempo podrá permanecer oculto de las autoridades El Chapo Guzmán en el Triángulo Dorado.