¿Qué sí y qué no planea cumplir Donald Trump en sus primeros 100 días?

Un video difundió esos planes que se avistan menos malévolos de pensado: tirará acuerdos comerciales, pero hasta ahora, ni muro ni deportados en masa.

En menos de tres minutos, el presidente electo de los Estados Unidos anunció en un video esos planes para sus primeros 100 días de gobierno; Donald Trump se fijó principalmente en deshacer acuerdos de comercio internacional, pero ha dejado en pausa algunas de sus propuestas más polémicas: la deportación masiva de inmigrantes y la ampliación del muro fronterizo con México, bueno, al menos en ese lapso de arranque.

Así, una vez que tome posesión de la presidencia, Trump prometió poner "a América primero", un término que debe fascinar a todos aquellos que votaron por él y esperan ver —con él y su equipo de transición al mando— un resurgimiento de su país. Para ello, el magnate neoyorkino hizo varias puntualizaciones:

Adiós acuerdos en masa, hola exclusividad

Se avista que Donald Trump ya no quiere acuerdos masivos, sino unos que resulten más exclusivos, es decir, de país a país. De ahí que una de sus principales promesas es terminar con el tratado comercial con el Pacífico (TPP, sus siglas en inglés): "Voy a emitir una notificación de intenciones para retirar el Asociación Transpacífica, un desastre potencial para nuestro país. En su lugar, negociaremos acuerdos comerciales bilaterales justos que devuelvan los empleos industriales a orillas de América", dijo en ese video difundido en sus redes sociales.

El TPP fue firmado por Barack Obama el año pasado y en él participaban 12 países con costas en el océano Pacífico. Sin incluir a China, Japón y Estados Unidos lideraban esta alianza comercial, de la que ahora se teme la disolución absoluta, pues sin la nación americana más potente, la potencia asiática ya no querría seguir en ella. Salir de el tratado, asegura Trump, les recobrará y dará más y mejores empleos a los estadounidenses.

Aunque no lo anunció ahora, se supone que entre esos acuerdos de comercio internacional le siga el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el cual incumbe a México y Canadá.

Proteger América

En cuanto a un plan energético dijo que anulará las "regulaciones que perjudican a los empleos en el sector de producción limpia de carbón para energía y gas natural, para "crear millones de trabajos con salarios altos".

Añadió que ordenará al Departamento de Defensa y al Jefe del Estado Mayor Conjunto que formulen un plan para proteger la infraestructura de la nación de ataques cibernéticos y de otro tipo que puedan sucederles.

La “hoguera” inmigrante, en pausa

A pesar de que en su campaña dijo que habrá mano dura con los inmigrantes que están de forma ilegal, no se ve que vaya a ser tan arrasadora como se pensaba. Aunque sí habló de que el Departamento de Trabajo deberá investigar cualquier tipo de abusos en el programa de visas, no menciona otras medidas cruciales como las deportaciones masivas de extranjeros irregulares, la construcción del muro con México o el fin de la reforma sanitaria Obamacare, de la que muchos de sus seguidores son detractores.

 

No obstante, aún no se puede dar nada por hecho, ya que al final de su mensaje explicó que este fue solo el primer aviso y dará nuevos avisos en los próximos días: “Con esto quiero reformar Washington y reconstruir nuestra clase media. Trabajaremos juntos para hacer América grande otra vez y para todos y me refiero a TODOS”, concluyó un Trump que, ya en funciones de transición, no parece  tan aterrador. Esperemos a ver qué sucede a partir del 21 de enero.