Esas cosas que sí nos deberían importar en el cambio del DF a CDMX

Ahora que el DF murió y nació la Ciudad de México, hacemos un listado de esas cosas de las que sí debemos estar al tanto.

El pasado miércoles 20 de enero, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión declaró constitucional la Reforma Política capitalina, pero es hasta este viernes 29 de febrero que se ha hecho oficial que el Distrito Federal cambia a Ciudad de México, con todo y su constitución que entrará en vigor en 2018.

Se han hecho muchas bromas al respecto de esta modificación, pero es verdad que tanto cosas (aparentemente) banales como otras más delicadas, tomarán un rumbo diferente a partir de hoy.

A modo de FACs, recopilamos aquellas dudas que podrían surgir sobre los cambios que implica que el DF ahora sea oficialmente ya Ciudad de México.

¿El DF es el estado número 32?
Sí y no. Podría decirse que lo es, pero en realidad el DF pasará a ser “Ciudad de México Entidad Federativa Capital Federal”, pero sí tendrá los mismos derechos que un estado y su propia constitución.

Gentilicio, ¿cómo se llamará ahora a los defeños?
Aunque seguramente primará el mote de “chilangos” (tanto por costumbre como por gusto), el gentilicio oficial —según ha comentado el mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera— será elegido por medio de una consulta popular.

Sin embargo, la edición 2001 del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) sugiere que los oriundos del exDF deberían adoptarse como “mexiqueño/na”.

De acuerdo con Alberto Aguilar Iñárritu, consejero para reforma política del DF, lo más sencillo y correcto es asumirse como “capitalino”.

¿Cambio de placas en los automóviles?
Las placas con el nombre de “Ciudad de México” no será un cambio obligatorio ni inmediato. Se darán a vehículos nuevos que requieran de placas y al realizar altas y bajas o cambio de propietario, donde es imperativo cambiarlas, es entonces cuando darán las nuevas matrículas.

Las viejas placas del DF seguirán vigentes, el cambio tomará un tiempo, porque de hecho, aún no han aprobado el nuevo diseño. El secretario de Movilidad, Héctor Serrano, puso como fecha tentativa para el estreno de las placas, el mes de abril de este año.

¿Y el papeleo? ¿Y los trámites?
Al parecer, los cambios no serán muchos, pero existe preocupación al respecto. Las autoridades capitalinas han dicho que con respecto a los posibles tramites que tengan que hacer los ciudadanos, por el cambio de nomeclatura, cada uno de los documentos (predial, agua, verificaciones) ya cuentan con fecha de vigencia y serán válidos hasta que esta expire.

Los cambios serán paulatinos, como cuando el DF dejó de tener regente capitalino en 1997 y comenzaron a circular papeles oficiales con el nuevo nombre de “Gobierno del Distrito Federal”.

¿Cuál será la capital de la CDMX?
No habrá.

¿Jefe de gobierno o gobernador?
La Ciudad de México tendrá como gobernante a un jefe de gobierno, por ahora. Para hablar de un gobernador(a) habrá que esperar a la que esté lista la Constitución de la Ciudad de México (2017) y la elección del nuevo mandatoario será en el 2018.

Dentro de esos superpoderes que ahora tendrá este mandatario local está el de nombrar al jefe de la policía y procurador de justicia, así como hacer cambios en los funcionarios. Antes, el jefe de gobierno debía pedir la aprobación del presidente para ello.

Y… muy importante, el Senado de la República ya no tendrá el poder de remover alcalde de la Ciudad de México, como antes sí podía hacerse con el jefe de gobierno de DF.

¿Ahora somos igual que un estado?
No en realidad. Es decir, con esta reforma política el exDF adquirió derechos de los estados, pero no podrá ser igual porque dentro de su territorio se encuentran los poderes federales (ejecutivo, legislativo y judicial), esa cualidad lo ubica en una situación especial.

En vez de municipios, como en los estados, en la Ciudad de México habrá “demarcaciones territoriales” que van a sustituir a las delegaciones y contarán con un cabildo de diez miembros, no habrá más un solo mandatario al que se llamaba “delegado”.

¿Qué gana la nueva CDMX con la reforma?
Según ha explicado Miguel Ángel Mancera, el nacimiento de la Ciudad de México garantizará esos recursos para los capitalinos que antes estaban siempre sujetos a negociación con el Congreso de la Unión. Ahora, la CDMX tendrá peso en las decisiones de las reformas a la Constitución Federal.

Ya serán tomados en cuenta en decisiones como las reformas constitucionales, los presupuestos y los programas que eran exclusivos para los estados.

La capital del país gozará de mayor autonomía de la capital en materia presupuestal y de endeudamiento.

Ahora, en vez de Asamblea Legislativa habrá “Asamblea Constituyente”, que deberá estar integrada por 100 diputados, 60 de ellos, electos en las urnas por representación proporcional; incluirá 14 senadores, 14 diputados federales, seis personas designadas por el presidente de México y seis por el mandatario capitalino.


¿Y la canción de Chava Flores?
Aquella letra que versa “Sábado Distrito Federal”, pues será un lindo recuerdo y ya. A 29 años de muerto, no podemos pedirle a Chava Flores que actualice su tema por uno que diga “Sábado CDMX”.


Al igual que los niños en las escuelas primarias ya no escribirán día con día en la parte superior de sus cuadernos la leyenda de “México, DF, a…”, esta canción será un testigo de que en alguna época, esta urbe transitada —tanto o más que uh hormiguero— le llamamos Distrito Federal.