Las emocionantes palabras de Nicole Kidman durante los Emmys

La actriz australiana dejó los mejores discursos sobre violencia doméstica y el papel de la mujer en Hollywood.

Cualquiera que viera la gala de los Premios Emmy sabe que la indiscutible ganadora de los discursos fue Nicole Kidman.

La australiana supo sacar partido de todas y cada una de sus intervenciones durante la ceremonia del domingo para estar a la altura de la noche. La emisión en directo de CBS, seguida por millones de espectadores, era su oportunidad. No eran los Oscar, pero para Kidman la noche era más importante por otras razones. Llegaba a los Emmys con una serie producida por mujeres, sacada adelante para que la protagonizaran mujeres y expuesta como testimonio de los problemas reales que millones de mujeres alrededor del mundo sufren cada minuto de cada día.

"Hemos puesto el foco en la violencia doméstica", dijo Kidman cuando recogió su Emmy a Mejor Actriz Protagonista en una Serie Limitada o Película para la Televisión por su papel en Big Little Lies. La actriz interpreta en ella a Celeste Wright, una mujer víctima de violencia doméstica. "Es una enfermedad complicada e insidiosa. Está mucho más presente de lo que nos permitimos creer. Está llena de vergüenza y secretismo y al reconocerme con este premio, el foco se hace todavía más grande. Así que gracias, gracias, gracias".

Kidman produce Big Little Lies junto a Reese Witherspoon, que también estaba nominada en la categoría por la que Kidman recogió el galardón. "Reese, comparto esto contigo", dijo la actriz. Ambas disfrutan de una excelente amistad y sacaron el proyecto adelante en televisión, y no en cine, porque la industria de Hollywood sólo ha hecho que decepcionarlas.

Cuando Big Little Lies ganó el premio en su categoría y a Witherspoon le faltaron las palabras, Kidman volvió a coger el micro para dejar constancia de eso mismo: "Esta es una amistad que creó oportunidades a raíz de la frustración que teníamos porque no nos ofrecían grandes papeles", dijo Kidman cuando a Witherspoon le faltaron las palabras al recoger el galardón de Big Little Lies como mejor serie de su categoría. "Así que ahora, más grandes papeles para mujeres, por favor".

La actriz quiso acordarse también de las dos hijas que comparte con el cantante Keith Urban, Sunday Rose y Faith Margaret. "Quiero que sepan que a veces, cuando actúas, tienes la posibilidad de representar un mensaje más grande. Y esta es su contribución", dijo Kidman en referencia a las veces que no ha podido estar en casa con su familia por motivos de trabajo.

Pero por supuesto, las intervenciones de Kidman no estuvieron exentas de polémica. La actriz no mencionó a Connor e Isabella Jane Cruise, los hijos que adoptó con Tom Cruise cuando estaban juntos, y numerosos usuarios aprovecharon para criticar a Kidman en redes sociales. Porque aunque Kidman se acuerde de la violencia doméstica, del papel de la mujer en la industria del cine o de no poder darle las buenas noches a sus hijas de vez en cuando por hacer un trabajo que importa, un poquito de mom-shaming nunca viene mal.

* Artículo publicado originalmente en Vanity Fair España.