12 batallas contra las que la mujer del siglo XXI aún tiene que pelear

Tener que hacer pruebas de virginidad, no poder casarse de inmediato una vez divorciada y otras leyes absurdas.

Increíble pero cierto. Estamos en la segunda década del siglo XXI y la legislación en diversos países del mundo, aún muestra graves problemas de sexismo. Según datos de la ONU Mujeres, Equality Now, Human Rights Watch y otras organizaciones oficiales, hay normas vigentes que asustaría saberlas a más de una de las que no vive en ese país, o incluso puede ser el tuyo y simplemente no lo sabías.

El Día Internacional de la Mujer se ha conmemorado desde 1911, y para este 2016 el tema es “Por un Planeta 50-50 en 2030: Demos el paso para la igualdad de género”. Uno de los objetivos de la ONU Mujeres es analizar este año los nuevos compromisos existentes en materia de igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y sus derechos humanos, que a la fecha siguen dispares.

Y para muestra de todo el trabajo que aún se tiene que hacer, ¿sabías que estas acciones están legalizadas en ciertos países?

1. En México, en algunas entidades del país no penalizan el abuso sexual como delito y no se denomina como tal sino como “atentados al pudor”, “impudicia” y “abusos deshonestos” en ocasiones, los culpables reciben castigos de un mes mese en prisión.

2. Hay 11 entidades de México que exculpan a los que raptan y violan mujeres; en siete de ellos, quedan liberados si se casan con su víctima y en las otras cuatro, los hombres que cometen delito de estupro, se les exculpa si se casan con la agredida, señala el Inmujeres.

3. En México el artículo 158 del Código Civil Federal dice que una mujer divorciada debe esperar 300 días para volver a casarse, cuando el hombre puede hacerlo al día siguiente. La misma ley se aplica en Japón, donde ellas deben esperar seis meses. La explicación a esta norma es que ese periodo se da diferente porque pretende evitar confusión de paternidades, que dispone que la mujer que se divorcia debe esperar más de nueve meses (300 días) para volver a casarse. La misma ley permite rebajar el plazo si ella prueba que no está embarazada mediante un certificado médico que lo acredite.

4. En Arkansas, Estados Unidos, está permitido que los hombres golpeen a su esposa siempre y cuando sea solo una vez al mes, consginó el sitio de Criminal Justice Degree Schools de EUA.

5. En India es legal que el esposo viole a su esposa si ella es mayor de 15 años. En Singapur la situación es similar, pero ahí la violación por un cónyuge es aceptada arriba de los 13 años.

 

6. En Nigeria se considera legal que un hombre agreda a su esposa, claro, debe quedar establecido que fue con el fin de corregirla.

7. Una mujer puede ser secuestrada en Malta y Líbano sin que se presenten cargos contra el criminal, pero solo si el secuestrador se casa con la víctima. Y, si el matrimonio se produce después de que el delincuente sea juzgado y condenado, el cargo se retira.

8. Desde 1990, en Arabia Saudita, las mujeres no saben qué es manejar un auto, pues tienen prohibido conducir porque lo consideran una fuente de innegables vicios. Explican que ahí se pueden dar encuentros privados entre un hombre y una mujer. Hay árabes que piensan que las occidentales manejan porque no les importa ser violadas.

10. En Egipto la ley sostiene que “cualquiera que sorprenda a su esposa cometiendo adulterio y la mata, será arrestado”, pero no tendrá que permanecer años en prisión, como algunas sentencias que marcan como mínimo unos 20 años en prisión.

11. En Irán, una mujer tiene derecho a declarar ante un tribunal solo si su testimonio está respaldado por dos testigos varones.

12. En Indonesia se obliga a las aspirantes a entrar en el ejército y en la policía a pasar por un test de virginidad. Esta práctica también se impone a las novias de los oficiales e, incluso, hasta febrero de 2015, a las estudiantes en su último año antes de acceder a la universidad. El presidente de ese país, Joko Widodo, justifica la medida porque se trata de una ley para “preservar el futuro del país”.