No, un grupo musical no fue el ganador del Nobel de la Paz

Explicamos quién integra el Cuarteto Tunecino y por qué se hizo acreedor al prestigiado galardón.

Normalmente, cuando pensamos en los ganadores del Premio Nobel de la Paz, pensamos en individuos, personas que gracias a su trabajo humanitario han logrado un cambio en su país o a nivel mundial.

Tal es el caso de personajes como la Madre Teresa de Calcuta, Barack Obama y Malala Yousafzai. Sin embargo, en algunas ocasiones, el comité también elige entregar el prestigioso reconocimiento a asociaciones civiles.

Este año, tras analizar a un total de 273 organizaciones e individuos que fueron nominados –y entre los que se encontraban Ángela Merkel y el papa Francisco– el Comité del Nobel sorprendió al mundo y se decidió por el Cuarteto Tunecino, que aunque parece el nombre de un grupo musical, se trata de un conjunto de asociaciones civiles originarias de Túnez cuyo trabajo logró apagar la crisis política que vivía el país en 2013.

Bien dice la sabiduría popular que “dos cabezas piensan mejor que una” y en el caso del Cuarteto Tunecino, no fueron dos, sino cuatro los organismos que unieron fuerzas para apoyar la transición a la democracia de Túnez, a través del diálogo entre los islamistas y sus opositores.

La Unión General del Trabajo (UGTT), la Confederación de la Industria, el Comercio y la Artesanía, la Liga Tunecina de Derechos Humanos (LTDH) y la Orden de los Abogados se unen a la prestigiada lista de ganadores del Nobel de la Paz se unen a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas, como ganadoras del premio.

Cabe destacar que el Cuarteto Tunecino no figuraba entre los favoritos del comité, sin embargo, su “contribución decisiva a la construcción de una democracia pluralista” fue la clave para que fuera seleccionado como el vencedor de este año.