Por qué Wonder Woman se enfrenta con una prohibición inesperada

Un obstáculo más en el debut protagónico de Gal Gadot.

No debería sorprendernos que en estos tiempos la primera película de superhéroes protagonizada por una mujer en 12 años se vea envuelta en una controversia. Wonder Woman, el último lanzamiento de la legendaria saga de la Liga de la Justicia, tuvo excelentes críticas antes de su estreno, pero un politizado debate sobre una serie de proyecciones sólo para mujeres de la película ha asegurado que, al igual que las cazafantasmas del género femenino, Wonder Woman tenga que enfrentarse a los malos y a su ámbito cultural.

Y, como ocurrió con Cazafantasmas, de 2016, las ventas en taquilla de Wonder Woman serán significativas para el debate sobre si un éxito de verano puede ser rentable sin un hombre en el papel protagónico. El balance de Cazafantasmas tomó un giro inesperado cuando fue prohibida en China por su carácter sobrenatural, y ahora Wonder Woman se enfrenta a un obstáculo en un mercado extranjero más pequeño. Un grupo libanés está tratando de prohibir la película con base en la postura política de la estrella israelí Gal Gadot.

Un grupo que se autodenomina “Campaña para boicotear a los partidarios de Israel-Líbano”, ha aludido a los vínculos de Gadot con el ejército israelí —en donde hizo su servicio durante los dos años que son obligatorios— como un motivo para prohibir la película en Líbano. Como señala The Hollywood Reporter, “Líbano está oficialmente en guerra con Israel y tiene una ley desde hace un par de décadas que boicotea los productos israelíes y prohíbe a los ciudadanos libaneses viajar a Israel o tener contacto con israelíes”. Aunque Israel y Líbano se han enfrentado varias veces a lo largo de los años, Gadot hizo su servicio durante la devastadora guerra de Israel-Hezbollah, en 2006. Al año siguiente, Gadot posó para un spread de la revista Maxim titulado “Los elegidos: Fuerzas de Defensa Israelí”, que celebraba la belleza de las mujeres de este grupo.

En una serie de posts de Facebook, la Campaña para boicotear a los partidarios de Israel-Líbano acusó a Gadot de jactarse de que “el ejército la entrenó para Hollywood”. Se trata de una cita casi exacta de lo que Gadot dijo a la revista Fashion en 2015: “El ejército no fue difícil para mí. Los militares me dieron un buen entrenamiento para Hollywood”. El post también condena a Gadot por apoyar la controversial invasión en Gaza por parte del ejército israelí, lo que hizo mediante una publicación en Facebook que decía:

“Mando mi amor y mis plegarias a los ciudadanos de Israel. Especialmente a todos los chicos y chicas que están arriesgando sus vidas protegiendo a mi país de los horribles actos de Hamás, que se esconden cobardemente detrás de mujeres y niños. ¡Debemos derrotarlos! ¡Shabbat Shalom!”

Esa demostración de apoyo sobre una muy debatida acción militar provocó una tempestad online un día antes de que Gadot estuviera lista para el lanzamiento de su primera imagen oficial como Wonder Woman en Comic-Con. Y la misma campaña que busca bloquear el debut protagónico de Gadot también intentó, sin éxito, prohibir las proyecciones libanesas de Batman vs Superman: Dawn of Justice de 2016 con Gadot como Wonder Woman.

A pesar de que Líbano no es tan estricto con la censura como algunos de sus vecinos de mayoría musulmana, cuenta con algunas regulaciones duras y ambiguas, especialmente cuando se trata de Israel, la religión y la homosexualidad. Pero incluso si la película se prohíbe, la censura podría revocarse más adelante, como ocurrió con Persépolis en 2008, o circular de manera subrepticia, como fue el caso de Vals con Bashir, en 2009. Aunque el estreno de Wonder Woman sigue en pie en Beirut, el ministro del Interior del país podría prohibirla en el último minuto siguiendo una recomendación del comité de seis miembros. Samah Idriss, integrante de la campaña del boicot, expresó a la Associated Press: "Incluso si falta sólo una hora para la proyección, deberían prohibirla de todos modos".

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.