Christopher Nolan es el peor enemigo de Netflix

El director nominado al Óscar no deja de hablar mal de la plataforma cada vez que tiene la oportunidad.

Un nombre alternativo para la gira de prensa de Dunkirk podría ser La Gran Basura que es Netflix 2017. El director Christopher Nolan, quien dirigió la película sobre la Segunda Guerra Mundial, simplemente no puede dejar de hablar de lo mucho que le disgusta la plataforma de streaming cada vez que se lo preguntan. La distribución cinematográfica, verán, es tan importante como la vida misma para el nominado al Óscar, un hombre que tolera con dificultades la tecnología moderna, como los smartphones y el correo electrónico. Por lo tanto, Netflix es tan bienvenido como el demonio en la casa de Nolan.

El miércoles por la noche, Nolan expresó que “rara vez” usa el servicio de streaming y que prefiere ver las películas en Blu-ray, según Deadline. El comentario llegó tan solo unas horas después de que IndieWire publicara una entrevista con el director en la que insultaba más directamente a la plataforma de streaming debido a sus transmisiones inmediatas, en vez de proyectar primero los contenidos en cine. (Nolan no está solo en esta crítica, pues muchos consideran Netflix como un irritante catalizador de las ventas en taquilla de los cines).

Nolan comentó a IndieWire que “Netflix tiene una extraña aversión a apoyar películas para cine. Tienen esa política absurda de que todo tiene que estrenarse y ser transmitido simultáneamente, lo cual obviamente no es sostenible para las proyecciones en los cines. Así que ni siquiera entran al juego y yo creo que se están perdiendo de una gran oportunidad".

Continuó diciendo que él nunca haría una película con Netflix. ¿Por qué lo haría? Si haces una película para cine, es para que se proyecte en las salas.

Dunkirk será lanzada en 125 salas en 70 milímetros, lo que significa “el formato más amplio en 25 años”, de acuerdo con Variety. Nolan ha sido uno de los campeones de este formato, junto con los directores Quentin Tarantino y Paul Thomas Anderson, quienes también han luchado por los 70 milímetros para sus películas.

Netflix, por otro lado, ha sido de los principales perseguidores del formato, presionando a los directores para que lancen las películas directamente en su plataforma. Ha habido algunas excepciones, sobre todo en la temporada de premiaciones, con participantes como Beasts of No Nation, de Cary Fukunaga y Okja, de Bong Joon-ho, pero estos filmes también estuvieron disponibles en la plataforma el día de su estreno en cines.

Hace tan solo algunos meses, Nolan volvió a destacar la importancia de ver Dunkirk en el cine, ya que fue filmada con cámaras IMAX, con el fin de hacer un uso cabal de la riqueza del medio.

“Es una historia que necesita llevar al espectador a una situación de suspenso, hacerlo sentir que está ahí, y la única manera de hacerlo es mediante la distribución cinematográfica”, comentó, exhortando a quienes suelen esperar a los lanzamientos en video.

Netflix no ha dado ninguna señal de querer abandonar la transmisión instantánea. Nolan, mientras tanto, solo dejará de usar los rollos de 70 milímetros cuando se los arrebaten de sus gélidos dedos, tras su muerte. En 10 años, Ryan Murphy tendrá material para hacer una serie de antología sobre esta lucha cinematográfica.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.