Cara Delevingne arrasa con su última película (y podría ser la próxima chica Bond)

A pesar de que los inicios fueron duros, la personalidad y el 'look' atrevido de la joven han conseguido satisfacer con creces los deseos de la industria del cine.

Etiquetas:

 Cara Delevingne siempre ha desafiado los estereotipos machistas de la industria del modelaje. Y como ella, cada vez más jóvenes demuestran que no cumplen con el nefasto prototipo que hasta no hace tanto demandaba (y presuponía) la industria. Pero, a pesar de su inconformismo, la maniquí londinense ha sido un ejemplo de éxito y personalidad en las pasarelas.

Sin dudarlo dejó claro que le gustaban las mujeres y hace un año, después de comprobar que no era feliz si no contaba con la aprobación constante de los demás, abandonó su prometedora carrera para dedicarse al cine. En 2012 participó en la película Anna Karenina; tres años después consiguió su primer papel protagonista en el largometraje Ciudades de Papel. Y desde entonces, no ha dejado de sumar a su currículum éxitos de taquilla como Pan: viaje a nunca jamás y Escuadrón suicida. Por si fuera poco, hace escasos días asistió a la presentación de Valerian y la ciudad de los mil planetas, la nueva película del cineasta francés Luc Besson en la que ha trabajado.

Durante el comienzo de su carrera, la industria la miraba de reojo, pero Delevingne pronto demostró que había llegado para quedarse. Sus papeles hasta la fecha han sido siempre de mujeres poderosas y combativas, encarnadas en superheroínas o villanas. Ahora Hollywood no solo la acepta sino que la reclama: según una fuente próxima a la industria, los ejecutivos de MGM habrían quedado impresionados con su papel en la película de Besson y querrían contar con ella para su próxima superproducción.

Para ellos, Delevingne sería la actriz adecuada para convertirse en la próxima chica Bond en la saga del agente 007. “Cara cumple muchos requisitos. Ella atrae a la gente joven, tiene experiencia como luchadora en la pantalla y es inglesa”. Y no solo eso: “Sus looks extremos y su habilidad para transformarse en distintos protagonistas le confieren un valor único. MGM normalmente selecciona a actrices que están a punto de convertirse en algo importante, para ayudar a darles ese último empujón”, ha recogido el diario Mirror.

Según esta fuente, la joven actriz podría interpretar a un personaje fuerte y con carácter, que le aportaría al clásico personaje un aspecto más actual y feminista. “El valor de Cara ha explotado en un periodo de tiempo muy escaso en Hollywood. Ellos consideran que podría interpretar a una espía intrépida que trabaja junto al protagonista principal. Su papel no sería el de una chica dulce sino el de una mujer con carácter y fuerza”.

Los ejecutivos son conscientes de que tienen a un valor en alza y no quieren perder la oportunidad de comprobar su rendimiento. “Cara está triunfando en este momento. Ella tuvo una carrera increíble como modelo y su transición hacia el mundo del cine ha sido impresionante”. Tendremos que esperar a ver a la actriz en su próxima película, pero todo apunta a que su siguiente paso será una nominación a los Oscar.