El Festival de cine de Cannes rindió tributo a las víctimas del ataque de Manchester

Cannes mostró solidaridad con los asistentes del concierto de Ariana Grande que fueron asesinados el lunes.

Un silencio absoluto se produjo en el Festival de Cine de Cannes este martes, cuando los asistentes se tomaron un momento para rendirle tributo a las víctimas del ataque en Manchester. El lunes por la noche, al menos 22 personas —muchas de ellas, niños— fueron asesinadas, y docenas más resultaron heridas después de que se detonara una bomba al final del concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena. En Cannes, a muchos kilómetros de distancia, en la Riviera Francesa, los asistentes del festival realizaron un minuto de silencio a las 3:00 pm (hora local), de acuerdo con el Deadline. El espectáculo pirotécnico que estaba previsto para celebrar el aniversario número 70 del festival se canceló, así como una sesión de fotos y un evento promocional de la película Cars 3.

“Quiero mostrar nuestra solidaridad con la ciudad de Manchester. Debemos mostrar que no aceptaremos esto y seguiremos con nuestra vida”, declaró al APF Thierry Frémaux, el director de Cannes. El festival también hizo una declaración oficial:

“El Festival de Cannes quiere expresar su horror, enojo y enorme tristeza tras el ataque al público y a la ciudad de Manchester la noche de ayer.

Es otro ataque a la cultura, a la juventud y a la alegría, a nuestra libertad, generosidad y tolerancia, todas las cosas que el festival y todas las personas que lo hacen posible —artistas, profesionales y espectadores— apreciamos.

El Festival de Cannes invita a todos sus asistentes a mostrar solidaridad con las víctimas, sus familias y el pueblo británico y a mantener un minuto de silencio este martes 23 de mayo a las 3 de la tarde”.

El alcalde de Cannes, David Lisnard, también hizo una declaración, en la que refirió sus “más sentidas condolencias a los familiares de las víctimas, quienes murieron o resultaron heridas”.

Nuestra lucha es por protegerlos a todos, así como defender nuestros valores. Y no abandonaremos aquello que nos hace lo que somos.

Con este espíritu, el Festival de Cannes ha transmitido por los últimos 70 años el mensaje de la cultura, en un tenor de apertura, de convivencia y autonomía. Éste es el mensaje que debemos transmitir, sin debilidad, sin sumisión y sin miedo. El mensaje de que estaremos a la altura en los momentos más determinantes de nuestras vidas. Es el mensaje de la democracia y de la civilización. Nuestro deber es mantenernos firmes contra el oscurantismo, así como el fundamentalismo religioso y letal.

La explosión de Manchester es el ataque terrorista más mortífero en la historia de Inglaterra, y supera el número de muertos en los atentados de 2005, en Londres. Un hombre de 23 años de edad ha sido arrestado en relación con éste, según los informes, e ISIS ha asumido la responsabilidad por el bombardeo.

El ataque tuvo una especial resonancia en Cannes, y el festival se ha visto obligado a reforzar sus tácticas de seguridad debido a los recientes ataques terroristas en Francia, como el de Bataclán, en 2015, y los asesinatos en Niza el Día de la Bastilla, en 2016, los cuales dejaron 84 muertos. El Festival de Cine de Cannes es uno de los eventos más glamorosos y famosos del mundo, lo que da al alcalde Lisnard y al jefe de policía de la ciudad la enorme tarea de brindar seguridad a todos los asistentes y las celebridades que lo visitan anualmente. Este año, la ciudad ha gastado millones en nuevas medidas de seguridad, incluyendo cerca de $ 6 millones solamente en bolardos de seguridad automáticos, y reclutó a cerca de 500 voluntarios para patrullar la ciudad.

Cannes no ha sufrido ningún ataque terrorista, sin embargo, el año pasado se presentó un incidente en el que una compañía de internet realizó una terrible jugada de relaciones públicas al enviar a cuatro hombres con trajes de tipo ISIS en barco al muelle del famoso Hôtel du Cap, lo que causó terror entre los huéspedes que descansaban junto al mar. Naturalmente, la seguridad marítima de este año también se incrementó para evitar bromas grotescas, así como la amenaza de un ataque terrorista real. El festival continuó después del homenaje a Manchester, pero aún está por verse la cancelación de eventos futuros a raíz del ataque.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.