Docenas de muertos y cientos de heridos en un bombardeo en Kabul

La detonación de una bomba en una zona presuntamente muy segura de la capital afgana parece haber sido tan fuerte que voló ventanas y puertas que se encontraban a cientos de metros de distancia.

Etiquetas:

Una gigantesca bomba colocada en un camión explotó en el distrito diplomático de Kabul el miércoles por la mañana, matando a 80 personas e hiriendo a 300 cerca de la embajada alemana, en la que es considerada como una zona sumamente segura de la capital afgana. La bomba, colocada en un camión de reparto de agua, detonó en una zona concurrida de la ciudad, cerca de tiendas, supermercados y algunas embajadas de países occidentales.

Los oficiales de las embajadas alemana y paquistaní se encuentran entre los heridos por la explosión, de acuerdo con las oficinas de los respectivos países. El conductor afgano de la BBC, Mohammed Nazir, murió tras el estallido. “[Nazir] estaba trasladando a algunos colegas periodistas a la oficina”, señaló la BBC en una declaración en Twitter. “Tenía menos de 40 años y una familia joven”.

Muchas de las víctimas son personas inocentes que se encontraban en su camino al trabajo en el concurrido centro de la capital. “La mayoría de ellos eran civiles afganos que iban al trabajo cuando explotó la bomba”, dijo a CNN la reportera Jessica Donati, de Wall Street Journal. “Era hora pico, así que las entradas a esta área estaban abarrotadas de gente que trabaja en las embajadas y en la base militar; por eso el número de muertos es tan alto”.

Aparentemente la explosión fue tan fuerte que voló ventanas y puertas que se encontraban a cientos de metros de distancia. Los videos y las fotos de la escena muestran enormes cráteres en el piso en el sitio en donde la bomba estalló, junto con escombros ardientes, vehículos totalmente destruidos y edificios en ruinas. Abdul Wahid, residente de Kabul, dijo a la BBC que la explosión “fue como un fuerte terremoto”. Hasta ahora, ningún grupo o individuo se ha responsabilizado por el ataque. El portavoz talibán Zabihullah Mujahid dijo a Al Jazeera que su grupo no estuvo involucrado en el bombardeo. El Estado Islámico ha dicho que fue responsable de otros atentados con explosivos recientes en Kabul, entre ellos uno que mató a ocho personas e hirió a 22 a principios de este mes.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.