Beyoncé ya no se presentará en Coachella, por lo menos no este año

Aunque haya dolor de por medio, puede que sea por el bienestar de todos.

Etiquetas:

El que sería el más grande espectáculo de Queen B, o sea, dar a luz en vivo en el escenario de Coachella, fue cancelado el día de ayer por órdenes de su doctor. ¿Quién lo iba a creer después de que se lució con su presentación en la última entrega de los Grammy? Aunque fue más una coreogarfía (en realidad cantó muy poco), no podemos dejar a un lado su valor para sentarse en una silla que –afortunadamente- no perdió el equilibrio y que durante unos cuantos segundos nos tuvo, como bien dicen, “con el Jesús en la boca”. Después de semejante prueba, el mundo juraba que su participación en el famoso y lucrativo festival estaba bajo control. Error.

Pero siendo realistas, ¿a quién le hubiera gustado ver un show cargado de increíble iluminación y excelentes bailarines en el que apenas la próxima madre de gemelos se pudiera mover? Ni ‘Left Shark’ hubiera podido amortiguar la rechifla o el disgusto del público. Por más fanático que sea de un cantante o banda, se sentiría estafado. Por supuesto que no va a Coachella a cantar sus mejores baladas, ¿cierto? Por mucho que nos guste ‘Halo’, los asistentes esperaban verla dando saltos y órdenes entonando ‘Formation’ o bailando con los populares y retadores pasitos de ‘Single Ladies’. Todo eso en su estado no solo sería riesgoso sino un gran material para memes.

Creemos que esta noticia será eternamente agradecida por su publicista… o tal vez no. Nadie podrá hacer mucho respecto a la frustración y el descontento de la gente debido a la cancelación. Aunque ya aseguró que tomará el headline en 2018 (la primera mujer que lo ha logrado desde Björk en 2007), el sitio de la revista Time reportó que quienes compraron boletos solo por ella ya han comenzado a venderlos a través de sus redes sociales. En efecto, Beyoncé había atraído a un target distinto al acostumbrado y parece que no tiene el mínimo interés en ver a otros grandes como Radiohead y Kendrick Lamar.

Ni modo, el panal de fans tendrá que volar hacia el camino de la resignación y recordar que si la vida da limones, lo mejor es hacer –como se pueda- limonada. Eso sí, puede que se necesite más azúcar de lo habitual para endulzarla.